Importancia de los Animales

Antes de adentrarnos en el debate que quiero proponerte hoy sobre la importancia de los animales y su análisis desde diferentes aristas, creo que vale la pena que empecemos conociendo un poco sobre estos fascinantes organismos agrupados en el Reino Animalia. Los seres vivos conocidos como animales y dentro de los cuales nos encontramos también los seres humanos, se caracterizan por su gran capacidad de movimiento, su desarrollo embrionario, por reproducirse sexualmente, por presentar; en su gran mayoría, metabolismos aerobios y además porque son heterótrofos, eucariotas, pluricelulares y tisulares. Así mismo y aunque pueda parecerte inverosímil este grupo de organismos se encuentra estrechamente emparentados con los hongos. Realizan funciones esenciales comunes como son: alimentación, respiración, circulación, excreción, respuesta, movimiento y reproducción. Por otra parte, es importante destacar que las células de los animales no cuentan con pared celular ni con cloroplastos; salvo raras excepciones como es el caso de la Elysia Chlorotica, una especie de molusco que habita el litoral de América del Norte. Este último fue descubierto en 1870 y se identificó como el primer animal con capacidad de realizar el proceso de fotosíntesis.  Así mismo y con la excepción de las esponjas, los animales se caracterizan por presentar una disposición simétrica de las estructuras que componen sus cuerpos, las cuales se distribuyen a lo largo de uno o más ejes corporales. Los animales presentan un sistema nervioso muy evolucionado y órganos sensoriales complejos que les permiten adaptarse a los cambios del medio y responder con rapidez a los estímulos que le rodean.

El Reino Animalia por su amplitud y diversidad se divide en varios grupos y subgrupos:

  • Animales vertebrados: presentan espina dorsal o columna vertebral (62000 especies)
    • Aves.
    • Mamíferos.
    • Reptiles.
    • Anfibios.
    • Peces.
  • Animales invertebrados: no presentan espina dorsal o columna vertebral, así como tampoco esqueleto interno articulado. Representan el 95% de las especies de animales conocidos.
    • Artrópodos (insectos, arácnidos, miríapodos, crustáceos).
    • Anélidos (lombrices, sanguijuelas).
    • Moluscos (bivalvos, gasterópodos, cefalópodos).
    • Poríferos (esponjas).
    • Cnidarios (medusas, pólipos, corales).
    • Equinodermos (estrellas de mar).
    • Nematodos (gusanos cilíndricos).

Aunque del origen de los animales se han establecido diversas teorías, aún no se tiene certeza absoluta de cómo y cuándo realmente surgieron los organismos con las carteristas adecuadas para ser clasificados como tal. Los primeros hallazgos de fósiles que podrían clasificarse como animales (aunque no de forma estricta) datan de finales del período Precámbrico o sea de aproximadamente 600 millones de años y se les conoce como vendobiontes. Ya se mencionó y probablemente porque ya lo sabes, los seres humanos somos una especie del orden de los primates perteneciente a la familia de los homínidos y por ende estamos incluidos también en el Reino Animalia o sea que en el sentido biológico de la palabra somos animales. Sin embargo, enmarcaremos este artículo en temas afines a la importancia de los animales dejando fuera a los humanos y centrándonos más en esos otros seres que de muchas formas comparten nuestras vidas y entre los cuales se generan cientos de relaciones naturales que permiten mantener el equilibrio biológico del planeta y por consiguiente la vida como la conocemos hoy.

Para comprender la importancia de los animales tal vez pudiéramos partir de imaginarnos en un mundo sin estos seres y pensar en cómo la supervivencia de cada uno depende de la existencia y las relaciones con otros, en cómo cada forma de vida juega un papel imprescindible en el equilibrio ecológico d nuestro planeta. En el mundo moderno los animales juegan un papel muy importante en el desarrollo de varias industrias como la lechera, la industria de la lana, la industria del cuero y del curtido y la industria pesquera por solo mencionar algunos sectores que proporcionan empleo a millones de personas y satisfacen una gran cantidad de necesidades de los seres humanos, entre ellas una de las más básicas e imprescindibles: la alimentación, siendo lo miembros de este reino responsables de la polinización de alrededor del 35 % de los cultivos que alimentan a toda la población mundial. Aunque muchas veces cuestionada, sobre todo por las prácticas irresponsables de algunas empresas irreverentes, los animales son muy importantes en el plano de las investigaciones médicas y cosméticas, siendo definitivos en el desarrollo de fármacos y líneas de tratamientos seguros para los seres humanos. En este breve inicio que más tarde iremos desarrollando tampoco podemos dejar de mencionar a nuestras queridas mascotas, esos seres que prácticamente se convierten en miembros de la familia y que nos acompañan en los momentos de alegría y dolor.

Importancia de los animales en el planeta

La importancia de los animales en el planeta, hablando en términos generales, puede ser analizada en función de la gran variedad de funciones y servicios que brindan en función del mantenimiento de las condiciones naturales que garantizan la propia existencia de la vida en la Tierra. Los animales, por ejemplo, son fundamentales para la existencia de las plantas, en este sentido es importante mencionar que participan en la polinización, su excremento permite la distribución de cientos de semillas y contribuye a la fertilización de los suelos, muchas especies se alimentan de otras que dañan los cultivos (control de plagas y saneamiento), por solo mencionar algunos ejemplos. Los que se encuentran en los eslabones más altos de las cadenas de alimentación contribuyen al control poblacional de otras especies y por ende al mantenimiento del equilibrio ecológico del planeta. Por su parte las especies carroñeras permiten que se reciclen los desechos orgánicos que producen aquellos que mueren, evitando al mismo tiempo la proliferación de enfermedades y la contaminación. Seguidamente iremos analizando algunos de los componentes; por llamarles de alguna forma, que te brindarán una perspectiva más específica sobre este tema.

Importancia de los animales en la naturaleza

Entre otras muchas definiciones, naturaleza puede entenderse como el conjunto de “cosas” que existen en el mundo que se producen o modifican sin intervención del ser humano. No incluye los objetos artificiales, pude hacer referencia a los fenómenos del mundo físico y a la vida de forma general. En esta sección analizaremos la importancia de los animales en la naturaleza la cual está dada precisamente en cómo influyen estos en los fenómenos y procesos que se suceden diariamente sin que prime en ellos la acción del ser humano.

En nuestro medio ambiente existe una biodiversidad increíble y es esta la que contribuye directamente a la sostenibilidad de toda la vida en el planeta. La biodiversidad, a su vez, es también muy interdependiente y cada organismo tiene un papel que desempeñar en el cuadro más amplio de la vida. En este sentido los animales juegan un papel determinante pues de ellos depende en gran medida la ocurrencia de todos estos fenómenos y procesos que garantizan que las condiciones naturales de nuestro planeta sean propicias para la vida.

Un ecosistema es una comunidad de cuerpos naturales que viven y trabajan juntos en una red interconectada que les permite sobrevivir. Los animales son un componente indispensable de los ecosistemas, tanto de los terrestres como de los acuáticos. Como sucede con cualquier sistema complejo, hasta la más pequeña variación en un componente del ecosistema repercute en todos los demás. Los animales, son importantes en el ecosistema principalmente porque son parte integral de las cadenas tróficas y juegan un papel determinante en el equilibrio en las relaciones alimentarias. Es por ello que la importancia de los animales en los ecosistemas es mucho más evidente si se analiza su papel como parte de las cadenas alimentarias, estas son un complejo modelo ecológico que representa la importancia de estos no solo para la vida de otros animales y organismos, sino por la raza humana y la sociedad en su conjunto. Por ejemplo, los animales catalogados como carnívoros son una manera natural de controlar la población de herbívoros en bosques, pastizales y otros ecosistemas provistos de vegetación. Si no hubiera carnívoros, entonces la población de los herbívoros crecería tanto que podrían despejar un área considerable en su intento de alimentarse. Del mismo modo, los carroñeros mantienen el ecosistema limpio de toda la materia en descomposición que permitiría la sobrepoblación de microorganismos perjudiciales para el entorno. En los ecosistemas acuáticos, los animales permiten, por ejemplo, la existencia y equilibrio del plancton y otras especies de organismos acuáticos que a su vez garantizan la absorción de CO2 y la liberación de oxígeno a la atmósfera. Algo muy importante que ocurre entre los factores bióticos y abióticos que forman los ecosistemas y entre los cuales se encuentran los animales es el flujo de energía que va pasando de un ser vivo a otro desde los productores primarios (plantas), los consumidores primarios, secundarios y terciaros como los depredadores carnívoros, los necrófagos o carroñeros y hasta llegar finalmente a los organismos descomponedores.

Importancia de los animales para el ser humano

La relación entre los seres humanos y los animales es tan antigua que se pierde en los orígenes mismos de nuestros inicios como especie. Para analizar la importancia de los animales para el ser humano hay que echar un vistazo a los muy disímiles roles que han jugado los animales en nuestras vidas.   Los animales, por solo citar algunos ejemplos, han sido nuestros compañeros, nuestros obreros, nuestros ojos y oídos, los hemos utilizado como medio de transporte, nos han brindado sus pieles para protegernos contra la furia de los elementos y nos han abastecido de comida.

Aparecen en pinturas rupestres antiguas y es común encontrarlos en modernas granjas comerciales y hasta siendo artículos de moda que marcan tendencias y comportamientos sociales. Con el paso del tiempo hemos aprendido a domesticar algunos, mientras que otros siguen siendo salvajes, ambos grupos juegan un papel muy importante en nuestra existencia y muchas veces quedan en peligro de desaparecer producto de varias de nuestras actividades.

Importancia de los animales domésticos

Algunos investigadores del tema, estiman que la domesticación, como proceso en que el ser humano trata de obtener determinados beneficios de las modificaciones que sufren determinadas especies (animal o vegetal) a partir de la aparición de ciertos caracteres morfológicos, fisiológicos o de comportamiento, heredables y resultantes de una interacción prolongada y de una selección artificial tuvo lugar en el periodo conocido como Neolítico. Momento en el que una vez finalizada la Era Glacial los bosques se expandieron de manera progresiva provocando la emigración y en algunos casos la extinción de especies de animales que formaban parte de la dieta alimenticia del hombre. Este último, que hasta entonces había vivido mayormente de la caza y la recolección, tuvo que adaptarse a las nuevas condiciones para garantizar su propia subsistencia y es entonces cuando la poca evidencia sugiere que aparecieran los primeros rasgos de domesticación de especies, lo que daría origen de forma gradual a la agricultura. Estos avances traerían consigo un cambio radical en las formas de vida y cultura de la humanidad pues la naturaleza dejaba de ser un hábitat y se convertía en una fuente de recursos que debían ser administrados.

Se cree que el primer animal doméstico fue el perro y que este proceso tuvo sus orígenes hace aproximadamente entre 11.000 a 16.000 años atrás. La evidencia genética indica que los lobos sufrieron una reducción significativa en la población después de que los perros divergieran de ellos, por lo que el grupo genético de lobo que dio origen a los perros era mucho más diverso de lo que es ahora. Algunas investigaciones genéticas realizadas a varias generaciones de zorros en Rusia durante más de 50 años sugieren que la selección realizada en el proceso de domesticación también trae consigo cambios en diversos rasgos como la variación del color, la cría fuera del ciclo anual natural y otros que aumentan la importancia de los animales domésticos para los seres humanos. Los perros, específicamente, a lo largo de la historia han tenido diversos roles entre los que se destacan: cazador, guardián, como medio de transporte, pastor, rescate y salvamento, se han utilizado en espectáculos, deportes, entre otros. En las antiguas regiones de Europa y Asia fue crucial en las actividades de caza siendo esta actividad la que dio origen a varias razas que inicialmente se clasificaron según la función para las que fueron utilizadas como es el caso de las razas de agua, los retrievers, los pointers, los ratoneros, los Bulls y los buscadores, entre otros.

La importancia de los animales domésticos también radica en la gran diversidad de trabajos que realizan para el ser humano. Estos son tan variados como el transporte y acarreo, la caza y la asistencia a diferentes discapacidades. Ilustraciones egipcias de hace unos 5000 años muestran bueyes tirando arados y los caballos tienen una larga historia como animales de tiro. Los perros de servicio ofrecen sus sentidos de vista, audición y olfato para ayudar a las personas con discapacidades y cumplir con los deberes de la ley.

Además de su importancia en la realización de tareas específicas, los animales tienen gran valor como compañeros. Sí, estamos hablando de nuestras queridas mascotas, con su asociación con los humanos mediante su domesticación, los animales también se convirtieron en objetos de afecto y a veces de adoración. La influencia positiva de estas en la salud y bienestar de las personas es bien reconocida en nuestros tiempos y comprende aspectos sicológicos, fisiológicos, terapéuticos y sicosociales. Cientos de pequeñas mascotas han ayudado a reducir la ansiedad en pacientes psiquiátricos. Sigmund Freud usó a su perro Jofi para ayudar a diagnosticar el nivel de tensión en determinados pacientes. Varias investigaciones actuales exponen un sinnúmero de metas que se pueden alcanzar a través de la asistencia de perros entrenados y manipuladores con experiencia en el tratamiento de diversas dolencias y limitaciones físicas y mentales, entre estos beneficios se incluyen mejoras en el funcionamiento cognitivo y social. Los animales de compañía, como también se les conoce, han probado ser determinantes en la protección contra enfermedades cardiovasculares y en la reducción del estrés, reducen la sensación de soledad y permiten la interacción de sus propietarios con el medio social que los rodea, permitiendo incluso que estos establezcan lazos emocionales con otras personas.

Desde el punto de vista nutricional la importancia de los animales domésticos también radica en que son los principales proveedores de la carne, una de las fuentes más importantes de proteínas, las cuales funcionan como bloques de construcción en nuestro cuerpo. Así mismo nos proveen de leche, otra fuente importante de proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales como calcio, potasio, potasio y magnesio. La miel, es otro de los alimentos que nos proveen los animales, en este caso producida por las abejas, no sólo tiene buen sabor, sino que también tiene un alto valor nutricional. Esta contiene un 80 por ciento de azúcar natural, 18 por ciento de agua y el resto está hecho de vitaminas, minerales y proteínas.

« 1 de 2 »

Los animales domésticos también han participado en cientos de investigaciones médicas. Los perros y ejemplares de otras especies de animales domésticos se han utilizado como modelos en el descubrimiento de la insulina, la vacuna contra la poliomielitis y la vacuna antirrábica, por solo citar algunos casos. Su sensibilidad hacia determinados contaminantes, sustancias tóxicas, agentes epidemiológicos y otros factores de riesgo ambientales han permitido que los animales domésticos sean utilizados como centinelas de estas condiciones potencialmente peligrosas para los seres humanos, siendo de gran ayuda en su detección oportuna y su correspondiente toma de medidas encaminadas a la mitigación de los riesgos asociados a estas situaciones.

Muchas culturas se sustentan en la compra y venta de productos de origen animal o de los propios animales. El cuero y las pieles son uno de los ejemplos más claros, pero también lo son las propias cabras, vacas o caballos. En algunas comunidades estos animales pueden ser intercambiados a cambio de bienes y servicios.

Importancia de los animales silvestres para el ser humano

La existencia de la fauna silvestre y la percepción de que es un recurso renovable, con gran valor para el ser humano, pero extremadamente sensible a la acción de este, nunca había sido más obvia de lo que es actualmente.  En los últimos tiempos, científicos y autores han comenzado a evidenciar en su obra la importancia de los animales silvestres para el ser humano y han basado varios estudios en demostrar que estos son igualmente importantes para las personas que los animales domésticos. Tradicionalmente a la importancia de los animales silvestres ha estado enmarcada a connotaciones económicas emanadas principalmente de la caza, sin embargo, en los últimos tiempos otros valores se han vuelto populares y conocidos, denotando que la vida salvaje tiene una amplia importancia ecológica, económica y cultural en su relación con la existencia humana.

Entre otros valores, la naturaleza siempre ha sido considerada por su riqueza de aportes estéticos a la vida y sociedad humana. En un mundo cada vez más marcado por las tendencias comerciales y la globalización que a menudo puede ser extremadamente frío y vacío, es importante que exista algún elemento inspirador al cual recurrir a cuando necesitamos un descanso. Los animales salvajes pueden resultar de gran importancia en este sentido y podemos recurrir a ellos simplemente visitando un parque y observamos a las palomas, yendo al zoológico o si tenemos la suerte de experimentar el contacto directo con ellos en su hábitat natural. La fascinación humana por los animales salvajes ha impulsado el turismo en diversas regiones de todo el mundo. Este fenómeno puede impulsar la economía y crear puestos de trabajo para los habitantes de ciertas localidades. Así mismo y de forma recíproca, el turismo, gestionado de forma correcta, puede contribuir a la concientización de la necesidad de conservar los ecosistemas, sobre todo, aquellos donde habitan animales en peligro de extinción.

Desde el punto de vista cultural la importancia de los animales silvestres ha sido un elemento de peso en la historia de varios pueblos. Estos han jugado un papel determinante en las ceremonias religiosas, los eventos comunitarios, la vinculación social y en muchos países del tercer mundo siguen teniendo un papel importante.

Por otra parte, la importancia de los animales silvestres para el ser humano parte de los beneficios que de forma transitiva obtenemos de ellos, por ejemplo: los árboles, bosques y flora de forma general que tanto necesitamos, se mantiene debido a que las especies vegetales son polinizadas por murciélagos, pájaros, ardillas y abejas. De estos bosques construimos casas que nos brindan refugio, obtenemos fuego para mantenernos calientes, naves que nos llevaron a través de los grandes océanos hacia el nuevo mundo, libros que portan nuestro conocimiento arduamente ganado.

A medida que avanza la ciencia, seguimos inspirándonos en nuestros parientes silvestres para obtener los más disímiles artefactos que acompañan nuestras vidas tal es el caso del ala de un pájaro, la telaraña, la compleja arquitectura de las hormigas. De investigaciones médicas con animales silvestre se han obtenido importantes fármacos para la presión arterial por ejemplo a partir del veneno de víbora y tomamos la insulina que utilizamos contra la peligrosa diabetes del páncreas de los cerdos.

Actualmente los científicos han descubierto que pueden utilizar modelos de distribución de los animales silvestres y sus patrones de comportamiento para medir elementos importantes como la salud de un ecosistema y los impactos del cambio climático. Así mismo para definir los mejores métodos para la preservación del medio ambiente natural. El comportamiento animal también puede ser un indicador de eventos catastróficos como terremotos, tsunamis o grandes tormentas pues la información histórica muestra que la vida silvestre suele comportarse de manera diferente cuando perciben una amenaza inminente.

Importancia de cuidar a los animales

Pese a todos los aspectos que hemos analizado y a la gran divulgación que existe hoy sobre el tema, muchas personas y más peligroso aun: muchos estados, no han comprendido o no quieren comprender la importancia de cuidar a los animales. A pesar de todo lo que los animales nos aportan, y a pesar de lo hermosos, complejos e inspiradores que pueden ser, están cada vez más en riesgo de desaparecer y los seres humanos tenemos gran responsabilidad en ello. Algunos estimados sostienen que desde la década de 1970 se ha extinguido cerca del 50 por ciento de la vida silvestre de la tierra. Estamos matando a nuestra fauna y ecosistemas en un exterminio sin precedentes que se conoce comúnmente como “la sexta extinción”.  Estamos sobre pescando los océanos, agotando nuestros bosques y cazando muchas especies hasta la aniquilación.  Unido a ello y desafortunadamente, algunas economías dependientes de la vida silvestre giran alrededor de industrias ilegales como la caza furtiva. Esta actividad implica el sacrificio no ético de animales en peligro de extinción o regulados, como es el caso de los elefantes por sus colmillos de marfil.

Asia y África, hábitats de algunas de las criaturas más majestuosas como tigres, leones, rinocerontes y elefantes, se encuentre en constante asedio por la creciente actividad invasiva de las personas en la vida silvestre, la cual continúa llevando al borde de la extinción y a la extinción misma a varias especies maravillosas. La demanda de aletas de tiburón en los restaurantes de lujo cuesta la vida de aproximadamente 100 millones de tiburones cada año. Los bosques de Sumatra, santuario también de varias de las especies más espectaculares del planeta, está siendo destruido a un ritmo escandalosamente acelerado. El comercio de especies amenazadas se ha convertido en un mercado global de miles de millones de dólares, clasificándose junto con el de las armas y las drogas como uno de los mercados negros más grandes e influyentes de la época moderna. Unido a esto muchas especies están desapareciendo debido a la destrucción progresiva de sus hábitats.

A pesar del número de especies que van en una vertiginosa carrera hacia la extinción, todavía hay esperanza, lo primero es comprender y enseñar a las nuevas generaciones la importancia de cuidar a los animales pues como parte del ciclo natural dependemos de ellos en varias formas. Así mismo debemos aprender de las experiencias positivas del pasado que nos han demostrado que es posible proteger la vida silvestre. Por ejemplo, hace apenas unas décadas la industria de la caza de ballenas redujo el número de ballenas jorobadas en un 90 por ciento, poniendo a las especies al borde de la extinción. Hoy en día, debido a los continuos esfuerzos de conservación, estos números se revierten y ya las poblaciones de estos animales se acerca a los números previos a la explosión de la caza que casi provoca su desaparición. Del mismo modo, el águila calva, llegó peligrosamente cerca de la extinción hace poco tiempo atrás, pero ya muestra signos de su recuperación. Contra todos los pronósticos, los gorilas del Parque Nacional Virunga continúan prosperando. Los animales nos proporcionan un gran número de beneficios, de su observación hemos aprendido desde nuestros orígenes como especies a cazar, a poner trampas, a tejer, a identificar las plantas que son buenas para tratar determinadas dolencias, a detectar la llegada de fenómenos naturales a trabajar en equipo. Así mismo nos han servido como fuente de alimento, de materias primas para protegernos de la furia de los elementos y hasta han sido nuestros más fieles y útiles compañeros. ¿No crees que por todo ello es de gran importancia protegerlos?

Importancia de los animales en peligro de extinción

La extinción de especies vulnerables debido a la incidencia de diferentes factores, casi todos impulsados por la acción humana, es uno de los flagelos a los que está expuesto nuestro planeta. Según algunos estudios este fenómeno comenzó a acelerarse hace ya algunas décadas y actualmente alcanza una relevancia que no solo preocupa, sino que ya ocupa a cientos de personas.  La extinción suele definirse como la desaparición de todos los miembros de una o varias especies y se decreta finalmente cuando el último individuo de estas muere sin dejar descendencias. Este es un fenómeno que puede y debería ocurrir solo de forma natural debido a que por determinados cambios alguna especie sea incapaz de adaptarse y por ende de sobrevivir, el mismo incluso se ha experimentado de forma masiva en 5 momentos de la evolución:

  • La primera ocurrió hace 444 millones de años, entre los períodos Ordovícico y Silúrico. La teoría más aceptada plantea que la causa más probable fue el período glaciar de ese entonces y se estima que fue propiciado, primero, por un descenso repentino y acelerado del nivel del mar que provocó cambios drásticos en los hábitats marinos y segundo cuando estos volvieron a cambiar, pero esta vez producto del aumento del nivel del mar a una velocidad vertiginosa.
  • Hace 360 millones de años ocurrió la extinción masiva, esta vez durante el período Devónico, esta vez desaparecieron el 70% de las especies.
  • Más tarde, durante la transición entre los períodos Pérmico y Triásico, hace unos 251 millones de años, se extinguieron cerca de 95% de las especies marinas y aproximadamente el 70% de las especies terrestres (incluyendo plantas y animales). Esta extinción masiva, por su dimensión, ha sido catalogada como la catástrofe más grande que ha conocido la vida en nuestro planeta.
  • Otra gran extinción masiva ocurrió hace 210 millones de años entre el Triásico y el Jurásico. Durante esta se extinguieron varios grupos de arcosaurios y estuvieron al borde de la desaparición casi todos los sinápsidos no mamíferos. La teoría más aceptada plantea que la causa más probable fue la acción volcánica y sus consecuencias.
  • La última de las llamadas 5 extinciones masivas se sucedió hace 65 millones de años entre los períodos Cretácico y Terciario. En esta desaparecieron cerca del 75% de todas las especies, marcando el fin de la era de los dinosaurios.

Actualmente muchos científicos plantean que se están manifestando elementos que podrían fácilmente vaticinar el inicio de una 6ta extinción masiva, esta vez provocada por los propios seres humanos, lo que nos lleva a preocuparnos por la importancia de los animales en peligro de extinción. ¿Qué nos aportan? ¿Qué procesos dependen de ellos? ¿Qué pasaría si ya no estuvieran? ¿Cómo afectará esta desaparición nuestras vidas, la de futuras generaciones y la de toda la biodiversidad del planeta?

Los análisis y la propia observación incluso de personas muy simples han demostrado que en algunos casos la extinción de una especie o grupo de estas puede provocar efectos en cascada en los diferentes ecosistemas o hábitats, causando la desaparición de otras especies del mismo y afectando la ocurrencia de procesos que propician la vida como la conocemos hoy. Por suerte, para las propias especies amenazadas y para nuestra propia existencia, y pese a las posiciones negativas de algunas empresas y países inconscientes, el mundo experimenta un despertar en cuanto a políticas y puntos de vista conservacionistas. En este sentido ya se habla y se evalúa sobre la importancia de los animales en peligro de extinción y la necesidad de devolverlos a cifras positivas. La extinción de las especies no solo genera problemas medioambientales, sino que en algunos países asume importancia económica ya que este fenómeno afecta por ejemplo a aquellos que viven del ecoturismo.

Entre las acciones más importantes encaminadas a la protección de los animales en peligro de extinción y de toda la biodiversidad de nuestro planeta, en 1948 fue fundada la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UCIN).  Esta organización catalogada como la más antigua y con mayor membresía en todo el mundo tiene como objetivo inculcar a las sociedades la necesidad de conservar la integridad y diversidad de la naturaleza asegurando que el uso de los recursos que pone a nuestra disposición sea equitativo y sostenible. La UCIN entre sus acciones creó y actualiza anualmente la llamada Lista Roja de Especies Amenazadas o Libro Rojo, el mismo cuenta con el inventario más completo y fundamentado del estado de conservación de las especies. Este proceso propició que varios gobiernos y regiones crearan sus propias listas, que establecieran leyes que penalicen el comercio o la caza de especies amenazadas por la extinción y que se crean reservas naturales para proteger los hábitats, entre otras.

Importancia de los animales invertebrados

Dentro del Reino Animalia, como invertebrados son clasificados aquellos animales que no se pueden ubicar en el filo de los vertebrados. Entre estos se encuentra el 95 % de las especies conocidas y representan la mayor parte de las especies de animales de todos los hábitats terrestres. Como parte de este gran grupo podemos encontrar a:

  • Artrópodos: Son el grupo más numeroso y diverso de animales conocidos con más de 1 200 000 especies identificadas (80%). Sus características más llamativas son la presencia de un esqueleto externo, de apéndices articulados y de un cuerpo formado por segmentos unidos entre sí. Entre ellos se pueden encontrar insectos, miriápodos, crustáceos y arácnidos.
  • Moluscos: Dentro de esta clasificación, las más numerosa después de los artrópodos (aproximadamente 100 000 especies), podemos encontrar animales invertebrados caracterizados por un cuerpo blando, que puede estar protegido por una concha. Así mismo se distinguen por tener un pie muscular y un órgano alimenticio llamado rádula el cual está formado por varias hileras de dientes curvos. Los moluscos han logrado adaptarse a los más variados ecosistemas, habiendo colonizado desde las más elevadas cumbres a las profundidades del mar y el frío de los polos. Entre estos animales podemos encontrar caracoles (terrestres y acuáticos), pulpos, calamares y almejas.
  • Poríferos: estos invertebrados, por su parte, fueron clasificados como animales en 1765, son acuáticos, mayoritariamente marinos, carecen de tejidos auténticos, de boca y aparato digestivo, son sésiles (carecen de estructuras que les permitan el soporte y la locomoción), sus células son muy versátiles y pueden transformarse en dependencias de las necesidades del organismo y son los únicos integrantes del reino animalia que no tienen sistema nervioso. Otra de sus características es que presentan un complejo sistema acuífero formado por poros, canales y cámaras que les permiten filtrar el agua. Dentro de esta clasificación podemos encontrar cerca de 9000 especies entre las cuales solo 150 viven en ecosistemas de agua dulce. Dentro de este grupo se encuentran las esponjas.
  • Celenterados: esta es una clasificación muy antigua de animales invertebrados dentro de los cuales se encuentran las medusas y los corales o pólipos. Estos últimos son capaces de formar esqueletos externos que pueden dar lugar a la formación de arrecifes de coral. Los corales, son animales marinos que viven en colonias, presentan células urticantes con las que pueden atrapar pequeños peces y plancton de los cuales se alimentan, aunque también lo hace a partir de las algas unicelulares que viven en sus tejidos con las cuales establecen una de las más famosas relaciones simbióticas de la naturaleza. Por su parte, las medusas, son animales de cuerpo con textura similar a la gelatina, presentan forma de sombrilla o campana de cuyo reborde se extienden varios tentáculos dotados de células urticantes que les permiten obtener sus alimentos. Estas se desplazan mediante contracciones uniformes donde intervienen todas las partes de su cuerpo. Algunas especies son muy venenosas siendo la más peligrosa la llamada avispa marina, capaz de provocar la muerte a una persona con el solo roce de la piel, está considerada como el animal más venenoso de la tierra.
  • Equinodermos: estos animales marinos se caracterizan por su esqueleto interno y su simetría radial, esta última siendo exclusiva de este grupo en todo el reino animalia, de forma similar a la de los corales presentan un complejo sistema acuífero que utilizan para eliminar las sustancias de desecho. Estos animales presentan un sistema circulatorio abierto que carece de corazón. Son capaces de moverse a través de sus brazos o tentáculos para ello nadan o reptan en el nicho marino. Dentro de este grupo se encuentran las estrellas y erizos de mar.
  • Platelmintos: En este grupo pueden encontrar los gusanos planos, muchos de los cuales son parásitos. Se estima que existen cerca de 20000 especies y que son capaces de sobrevivir en casi todos los ecosistemas del planeta. Presentan simetría bilateral y están considerados como los animales carnívoros más antiguos y simples del planeta. La mayoría de ellos son hermafroditas y carecen de ano, sistema respiratorio y aparato circulatorio. Presentan un sistema nervioso muy simple y realizan la locomoción mediante vibraciones de su epitelio.
  • Nematodos: Dentro de este grupo se encuentran cerca de 500000 especies de gusanos cilíndricos o redondos. Aunque pueden vivir en ambientes terrestres son mayormente acuáticos. Estos animales son los responsables de causar varias enfermedades que afectan al ser humano, generalmente adquiridas luego de su ingestión en alimentos contaminados.
  • Anélidos: estos invertebrados, dentro de los que podemos encontrar a las lombrices de tierra y las sanguijuelas, se caracterizan por ser vermiformes o sea que presentan una simetría bilateral, carecen de extremidades, sus cuerpos son generalmente blandos y están segmentados en anillos. Habitan mayormente ambientes húmedos y están presentes en varios ecosistemas acuáticos

Una vez descritos, de forma muy breve, los grupos o clasificaciones, creo que es el momento de conversar un poco sobre la importancia de los animales invertebrados. Como habrás podido apreciar es un grupo muy extenso y aunque al revisar sus integrantes te parezca inverosímil tienen gran utilidad para el ser humano y la vida en el planeta de forma general.

Por ejemplo, las lombrices de tierra han sido utilizadas durante mucho tiempo como cebo en la pesca deportiva o recreativa, son conocidas por aportar importantes beneficios al suelo por lo que se utilizan en la producción de humus de lombriz, el cual se utiliza como nutriente para el suelo, así mismo son conocidas como grandes descomponedores de materia que pasa a formar parte de los suelos fértiles. Muchas culturas las utilizan como fuente de alimento tanto para los animales como para las personas. Algunos nematodos poseen bacterias en el esófago que se trasmiten a varias especies de insectos provocándoles finalmente la muerte por lo que son utilizados en el control de plagas siendo de gran valor en la agricultura. Algunos invertebrados ayudan a limpiar el medio ambiente al eliminar los hongos, las bacterias y materia en descomposición o muerta, incluidas las cosas que encontraríamos desagradables o antihigiénicas. Intervienen en la descomposición de cadáveres, heces de animales y materia forestal, convirtiéndola en compost que luego ayuda a nutrir el suelo. Así, los invertebrados ayudan a mantener el medio ambiente más limpio y ordenado.

Desde el punto de vista nutricional la importancia de los animales invertebrados puede verse relacionada con especies tales como los erizos y pepinos de mar que son muy apreciados en la gastronomía de varias regiones, sobre todo de aquellas cercanas al mar. Dentro de los invertebrados encontramos a miles de especies de moluscos, los cuales son una importante y apreciada fuente de alimentación para los humanos. Los invertebrados se alimentan de otros invertebrados, pero también son una fuente vital de alimento para aves, peces y animales.  Los insectos son responsables de la polinización de cientos de especies de cultivos utilizados en la cocina de muchas regiones del planeta.

Los invertebrados como es el caso de los corales forman los llamados arrecifes de coral. Estos constituyen el hogar de miles de organismos marinos que se protegen allí contra sus depredadores y encuentran alimentación, siendo considerados los ecosistemas más productivos del planeta.  Así mismo tiene gran importancia económica ya que aportan varios bienes y servicios ecosistémicos útiles en actividades como el turismo y la pesca. Por otra parte, brindan protección a los litorales costeros ya que absorben la energía de las olas, de no ser por ellos cientos de pequeñas islas serían borradas de la faz de la tierra.

La importancia de los animales invertebrados también se refleja en la larga historia que relaciona a hombres y esponjas. Cuyo uso en las zonas mediterráneas como utensilio de baño pudiera tener sus orígenes en el antiguo Egipto. Las antiguas civilizaciones europeas quedaron maravilladas con su capacidad de regeneración y los soldados del imperio romano las usaban para beber agua durante las batallas y las extensas campañas militares. Estos animales han sido utilizados como fertilizante y su pesca para utilizarlas como esponjas de baño ha sido una actividad económica de interés durante años en regiones del Mediterráneo Oriental, las costas del Atlántico, el Caribe y Asia.

Importancia de los animales acuáticos

En esta sección dedicaremos unos minutos a comentar algunos elementos sobre la importancia de los animales acuáticos. Como es común en nuestras páginas nos ubicaremos primeramente en algunas de las características más importantes de este poblado grupo. Estos organismos se distinguen por vivir, durante todas las etapas de su vida, en un medio ambiente acuático o sea en el agua. Clasificados como animales acuáticos podemos encontrar representantes de todos los grupos del reino animalia, algunos de los cuales son capaces de aprovechar para su respiración el oxígeno disuelto en el agua mientras que otros necesitan respirar el oxígeno del aire. No todos son exclusivamente acuáticos como las esponjas, equinodermos, pólipos, cientos de variedades de gusanos, la gran mayoría de los moluscos, casi todos los crustáceos y todos los protozoos, tunicados y braquiópodos pues existen también otros que, aunque mayormente viven en el agua pueden salir a ambientes diferentes, realizar varias actividades e incluso vivir algunas etapas de su vida fuera de ella. Muchas personas piensan que solo los organismos con branquias, como los peces, son capaces de vivir en el agua, sin embargo, existe varios cuya respiración ocurre mediante pulmones que también lo hacen, entre ellos podemos encontrar a las tortugas, los caimanes, cocodrilos, algunas serpientes, las aves palmípedas también son considerados animales acuáticos. Incluso varios mamíferos pertenecen a este grupo como son los pinnípedos, algunos roedores como el castor, el hipopótamo (del grupo de los paquidermos) carnívoros como las nutrias, los cetáceos dentro de los cuales están los delfines, ballenas y las marsopas, los sirenios como el manatí y el dugongo.

Como ves, es un grupo realmente grande, donde podemos encontrar organismos muy variados de ahí a que la importancia de los animales acuáticos sea un tema tan complejo de analizar y tratar de reasumir, por ejemplo:

Los animales acuáticos como ya hemos visto y como su nombre lo indica, son los que viven en los llamados cuerpos de agua, en cuyas cercanías se desarrollaron los primeros asentamientos humanos. De ellos el hombre obtuvo alimento, pieles, aprendió como fabricar presas y diques para almacenar agua incluso domesticó algunos que le sirvieron de compañía, sus espinas y husos fueron utilizados para fabricar arpones, anzuelos y los más variados utensilios. Más tarde, aprendimos el arte de la piscicultura y ya la naturaleza con sus variaciones no se llevaba los peces, luego supimos que dependíamos en gran medida de que los ecosistemas acuáticos se mantuvieran en óptimo estado y que en ellos todos sus integrantes jugaban un papel específico e irremplazable. La importancia de los animales acuáticos para los ecosistemas en los que convivían se hizo más evidente cuando aprendimos cuan dependientes son unos de otros los organismos que los habitan, que de ellos obteníamos oxígeno, material orgánico vegetal para fertilizar los suelos, materia prima para las industrias maderera y minera, incluso energía cinética que aprendimos a convertir en eléctrica y mecánica. Actualmente, además de los beneficios históricos (por llamarlos de alguna forma) que ya mencionamos su importancia ha alcanzado otro nivel al ser inspiradores de obras de arte y ser utilizados en actividades recreativas y científicas como el ecoturismo, las investigaciones médicas, el buceo y la fotografía deportiva, por solo mencionar algunas.

Importancia de los animales terrestres

Sobre la importancia de los animales terrestres solo comentaremos algunas líneas pues de forma indirecta ya hemos estado refiriéndonos a ellos en varias secciones de nuestro artículo. Este grupo es sumamente abarcador y en él se pueden encontrar todos aquellos seres vivos, pertenecientes al reino animalia, que habitan en los miles de ecosistemas terrestres de nuestro planeta. Aquí pudiéramos estar hablando de aves, reptiles, mamíferos, insectos…uf, que larga sería la lista, es por ello que muchos autores prefieren simplemente decir que son aquellos que animales que viven fuera del agua. ¿Qué conveniente verdad? Pues sí, a veces la ciencia nos sorprende con esas respuestas tan simples.

Así mismo de simple será para ti, después de haber leído este artículo y probablemente otras que ya has consultado, poder explicar en ideas concretas la importancia de los animales terrestres para el ser humano, para los ecosistemas y para la propia supervivencia de ellos y otros representantes del mismo reino. Hemos comentado su importancia para la alimentación, humana (carne, leche, …), de sus usos en la agricultura, en el transporte y acarreo, en la limpieza del ecosistema, el mantenimiento de sus funciones y de las posibles consecuencias de su desaparición. Así mismo de cómo son importantes para la economía de diversas formas: como, por ejemplo: su participación en el turismo ecológico, la producción de alimentos y los más disímiles productos, su utilización en investigaciones en varias ramas de la ciencia (algunas cuestionables, pero ahí han estado también los animales terrestres). Por su puesto conversamos sobre las mascotas y los cientos de beneficios que nos aportan tanto físicos como mentales. Creo que para que puedas comentar a otros o incluso entender mejor la importancia de los animales terrestres solo tienes que seleccionar uno a uno de los aspectos que hemos mencionado y tratar de explicarlos utilizando los ejemplos de animales terrestres que desees. Por ejemplo, del caballo pudiéramos analizar sus funciones dentro del ecosistema en su estado salvaje, como ha participado en el transporte, la agricultura, la ciencia, el deporte, la alimentación humana y así sucesivamente en tantos aspectos como se te ocurran, verás que será como la historia sin fin y es probable que finalmente llegues a conclusiones similares a la de nuestros inteligentes hombres de ciencia con el concepto aquel que planteaba que: Los animales terrestres son todos aquellos que viven fuera del agua.

También te puede interesar:

No se admiten más comentarios