Importancia de la familia

En el artículo de hoy nos atreveremos a brindarte nuestras muy modestas impresiones sobre la importancia de la familia. Este es un tema que nos toca bien de cerca y no queríamos dejar de ponerlo a consideración de ustedes. Bueno, entrando en materia, si consultamos algunas definiciones que pone a nuestra disposición el Real Diccionario de la Lengua Española veremos que existen varias acepciones para la palabra “familia” la cual proviene del latín familia. En estas se hace referencia a varios tipos de familias, pero hoy nos centraremos en los elementos que definen a aquellas personas con las que compartimos los llamados lazos consanguíneos y entre ellos están:

  • Grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas.
  • Conjunto de ascendientes, descendientes, colaterales y afines de un linaje.
  • Hijos o descendencia.

Por otra parte, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, adoptada como documento declarativo por la Asamblea General de las Naciones Unidas plantea que la familia es el elemento natural, universal y fundamental de la sociedad y que tiene derecho a la protección de la sociedad y el Estado. En las sociedades modernas, donde muchos conceptos tradicionales han cambiado o están cambiando, el concepto de familia no está ajeno a este fenómeno y actualmente muchos se hacen la siguiente pregunta: ¿Qué es la familia? Y las respuestas son tan diversas como pueden ser los miembros de un grupo familiar. Para algunos, familia, es un sentimiento, para otros un vínculo, para otros grupos una relación y los más osados la definen con el grupo de seres con el que decidimos compartir nuestra vida más allá de vínculos legales o de parentesco. Otros piensan que una familia puede describirse mejor en la época moderna como un grupo de personas afiliadas por consanguinidad, afinidad o convivencia.

En la mayoría de las sociedades, la familia es la principal institución involucrada en la crianza y educación de los niños y el cuidado de los miembros más débiles del grupo. Como sucede con la mayoría de las instituciones sociales, las familias y sus características se adaptan al contexto de una sociedad que a su vez establece los paradigmas y rasgos que deben definirla, llegando incluso a establecer los roles internos y externos que pueden desempeñar cada uno de sus miembros. Todo ello hace muy difícil consensuar las definiciones y las diferencias de opinión son tan diversas como los factores sociales, culturales, económicos y afectivos que marcan la vida familiar.

Importancia de la familia. Un poco de historia

En sus orígenes, viajando hasta nuestros antepasados primitivos, se plantea que la familia era un organismo económico en la que cada miembro jugaba un roll bien planteado en función de la propia supervivencia del colectivo. Es así como se dividían las funciones donde los hombres realizaban labores como la caza y la pesca, mientras que las mujeres se dedicaban a los niños y otras labores como la recolección. Los científicos plantean, basados en la evidencia encontrada y estudiada de esa época, que los grupos familiares primitivos debían estar compuestos por dos o tres grupos de sujetos emparentados entre sí y de alguna forma con los demás grupos. Estas familias primitivas que pasaban juntas parte del año se separaban en épocas de escases para de alguna forma mejorar sus probabilidades de supervivencia.

« 1 de 3 »

Con el paso del tiempo las familias también evolucionaron y sus lazos tomaron connotaciones religiosas hasta que, con la llegada de la Reforma protestante en el siglo XVI, pasaron a tener un carácter civil creados a partir de leyes dictadas por los estados y paradigmas sociales. Así poco a poco los conceptos se fueron estandarizados y de forma general, una familia quedaba establecida entre dos o más grupos de descendencia por la alianza mediante el matrimonio de dos de sus miembros. En esta etapa la familia además tomaba importancia económica y significaba además de la supervivencia de un linaje, el paso de patrimonio mediante alianzas que se establecían mediante matrimonios que eran más similares a transacciones comerciales que a la unión sentimental y voluntaria que conocemos hoy.

La revolución Industrial, además de todos sus aportes científicos trajo consigo nuevas acepciones para la familia, la cual empezó a propiciar un marco de protección a los adultos mayores, un espacio de afecto y educación. En ella se agrupaban los parientes o personas que eran acogidas en ese grupo por tener lazos de consanguineidad, adopción, afinidad u otras razones. Así mismo comenzó a ser el centro de las interpretaciones y el cuidado de las costumbres sociales, influyendo fuertemente en la cultura, la política y otros aspectos la vida en sociedad.

En la actualidad los lazos familiares a veces se extienden a un círculo cercano de amigos con los que se han creado lazos de convivencia y cordialidad muy fuertes. Algunos sociólogos y psicólogos plantean que, si las familias solo dependieran de los lazos de consanguineidad, las adopciones no funcionarían pues no se podrían establecer relaciones cordiales ente padres adoptivos y niños adoptados, a quienes sus instintos familiares les guiarían como mínimo a buscar a sus padres biológicos. En este sentido este grupo de personas plantea que las familias se forman por la creación paulatina de lazos resultantes de un proceso de interacción entre las personas que la componen que a su vez son influenciadas por los conceptos y valores que defiende una sociedad determinada. Desde sus orígenes la estructura familiar ha cambiado poco pues el núcleo familiar sigue siendo la unidad básica de organización social, sin embarga si ha variado, en cuanto a composición, ciclo de vida, funciones y roles que desempeñan sus miembros según los paradigmas sociales modernos.

Importancia de la familia

Importancia de la familiaPara la mayoría de las personas, la familia juega un papel muy importante de nuestras vidas. En ellas confluyen en armonía las generaciones pasadas, actuales y futuras, compartiendo, entre todas, conocimientos, amor, costumbres, protección y por supuesto: problemas. Este es el círculo donde mayormente experimentamos los mayores triunfos y donde encontramos refugio ante las vulnerabilidades más profundas. Es precisamente la familia quien nos hace más que simples seres perecederos pues mediante ella recibimos esa sabiduría acumulada que ya tienen nuestros predecesores y que más tarde también podremos traspasar a nuestra descendencia.

Seguramente todos tenemos más de un recuerdo donde nuestros padres pasaron noches de vigilia ante un simple malestar estomacal. Seguramente también recordaremos al abuelo o la abuela tomándonos de la mano para ayudarnos a dar nuestros primeros pasos u obsequiándonos esas golosinas que cargaban durante horas de viaje por el simple placer de vernos sonreír. Entre los recuerdos familiares también están disimulados nuestros errores y el perdón que obtuvimos, incluso cuando a veces no hicimos nada para merecerlo. Entre esas paredes en las que se atrinchera la familia también se aliviaron muchas cargas que solos hubieran sido insoportables y se compartieron: cumpleaños y fiestas, y años nuevos y viejos y bautizos, y la llegada de las primeras lluvias y veranos entre primos y tantas otras cosas que hoy forman parte de eso que trasmitiremos a nuestros hijos porque también es su historia.

Los valores y las experiencias que nos transmitieron los miembros de nuestra familia permanecerán allí por el resto de nuestras vidas, garantizando así nuestro crecimiento y supervivencia en la sociedad. La familia es la primera escuela y nos enseñó por primera vez cómo hacer frente al mundo con sus venturas y desventuras, a aceptarnos y a aceptar a los demás desde la singularidad de cada uno. En este grupo de personas a veces tan cercanas y otras no tanto, pero siempre allí, se formaron poco a poco los rasgos más importantes de nuestra personalidad, identidad y de nuestra forma de percibir el medio que nos rodea. La importancia de la familia en la socialización de las personas y su educación es tan grande que se dice que en contraposición con personas que deciden llevar una vida en solitario, aquellas que conviven en un núcleo familiar unido, muchas veces tienen ventajas que les permiten obtener mejores lugares en la carrera de la vida.

Importancia de la familia para los niños

Importancia de la familia para los niñosLa familia es el grupo de personas que cubre las necesidades básicas de los niños cuando nacen y mientras crecen. Son los que le ayudarán a comprender el mundo y de quienes adquieren habilidades para usar sus sentidos, pronunciar las primeras palabras y dar el primer paso. Además, de asumirse como seres individuales, comprender su rol en la sociedad, dominar sus cuerpos y mentes; los niños también toman de la familia el sistema de valores, su percepción de la vida, instintos y comprensión de la sociedad, los contextos y paradigmas que regirán en su existencia. Desde temprano los niños deben empezar a comprender la importancia y significado que tiene su familia y cada uno de sus miembros por separado para su formación como futuro de su propio linaje. Entre otras cosas comprender su estatus, sentirse querido y encontrar respuesta a sus necesidades e interrogante mejorará su confianza en sí mismos y los hará sentir relajados mientras enfrentan una situación estresante. Esta confianza en sí mismos y la sensación de seguridad les facilitará entender y dominar las futuras situaciones que puedan encontrar en su paso por la vida.

La importancia de la familia para los niños también alcanza notoriedad debido al hecho que les permite a los nuevos pedazos de futuro insertarse en la historia familiar, conocer de dónde vienen, bajo que principios y costumbres han vivido sus ancestros para luego poder trasmitirla a las generaciones que les sucederán. Así mismo la familia les proporciona el ambiente seguro donde se sienten queridos y protegidos. Los niños que son protegidos y apreciados por sus padres difícilmente desarrollan una conducta problemática y en su mayoría crecen y viven el resto de sus vidas como personas de bien. La lealtad es un valor familiar importante que los niños aprenden en familia donde se es fiel y se ponen los intereses de los miembros del grupo por encima de todo lo demás; obtener el apoyo de sus parientes permitirá que los pequeños desarrollen ese sentido que luego les permitirá convivir en un ambiente donde todos sean capaces de apoyarse y comprenderse mutuamente.

Las primeras responsabilidades también llegan a los niños en el seno familiar. Allí empezamos a tener nuestras primeras tareas y empezamos a ser juzgados; desde el buen sentido de la palabra, y medidos por como las desempeñamos. Somos orientados y reorientados en cómo debemos asumirlas, entender su necesidad y desempeñarlas. Allí, con nuestros seres más cercanos aprendemos que también jugamos un papel importante para los demás y que lo que se nos pide debemos hacerlo bien, incluso que cuando no lo hacemos o lo hacemos mal, muchas veces existen consecuencias para nosotros mismo o para los demás.

El hecho de que los niños sientan la necesidad de compartir tiempo con su familia y tengan sentido de pertenencia y deber hacia ella depende mucho de la educación que reciban de sus padres; quienes, sin lugar a dudas, serán su paradigma de comportamiento más cercano. Es por ello que toca a los que ya somos padres, la responsabilidad de crear y fortalecer esos lazos que harán de nuestros pequeños, personas más fuertes y felices, porque la familia, entre otras cosas, nos hace más fuertes y permite que seamos más felices al tener apoyo y protección. Seguidamente te dejo algunas sugerencias que deben estar presentes en tus acciones como padre que permitirán a tus hijos a comprender la importancia de la familia:

  • Las reuniones familiares son muy importantes: Si tus hijos ven que das una gran relevancia a las reuniones y eventos familiares, que haces de ellos un gran acontecimiento, ellos también irán incorporando estas costumbres a su personalidad. Además del rato de diversión que encontrarán al jugar con otros parientes de su edad, los niños irán, de esta forma, sintiendo la necesidad de compartir tiempo con otros parientes con los que no comparte su hogar pero que también forman parte de su familia. Aprenderán a quererlos, incorporarán de ellos también rasgos y experiencias. Por otra parte, estarás extendiendo su círculo familiar de confianza en el cual encontrará respuestas que a veces como padres no tenemos.
  • Respeta a los mayores: En las familias, comúnmente conviven personas de varias generaciones. En aquellas donde los abuelos son respetados, queridos y protegidos, los niños aprenden a quererlos y a apreciar todo ese conocimiento acumulado que tienen y que quieren compartir con ellos. Estar en un círculo familiar donde los ancianos son queridos y respetados también propiciará en ellos la necesidad de protegerlos, de compartir tiempo con ellos. No sé si lo habrás escuchado alguna vez, pero me gusta mucho una frase que dice que el acompañante natural de un abuelo son sus nietos y ciertamente este es un vínculo que se crea casi de forma instantánea una vez que venimos al mundo. Si como yo, tuviste la suerte de estar cerca de tus abuelos, seguramente sabrás de que hablo, pero nos toca también como padres propiciar ese tan necesario acercamiento de nuestros hijos con su historia, esa que viene de nuestros padres. Esos lazos también propiciarán que en ello surja la necesidad y se prenda como un reflejo de respetar a las personas mayores con las que comparten su entorno.
  • Todas las cosas son importantes y todas las acciones tiene consecuencias: Mientras enseñas a tus hijos sobre la importancia de la familia y sus valores, también aprenderán que las cosas aparentemente pequeñas también son muy importantes y significativas. Esos pequeños hábitos como por ejemplo el de recordar o marcar en un calendario la fecha de los cumpleaños de los miembros de la familia y hacerles saber que los tenemos presentes, permitirán que los niños vean la importancia que tienen esas cosas simples que alegran la vida a sus seres queridos. Así mismo, será la vida en familia donde por primera vez tendremos, como padres, que dar las primeras lecciones de responsabilidad. Nos toca a nosotros enseñarle a nuestros pequeños que las acciones y actitudes erróneas que a veces son comunes hacia otros miembros del grupo familiar, tienen consecuencias que pueden marcar su vida de varias maneras, que es importante pedir perdón desde el arrepentimiento sincero y aprender de esas situaciones para tratar de no repetirlas, también debes esforzarte por que comprendan que las acciones no se borran y que las palabras dichas también perduran.
  • Todos debemos contribuir con las tareas del hogar: Esto es muy importante porque los niños irán comprendiendo de esta forma, el rol que juegan en la familia y la sociedad. Les creará sentido de responsabilidad y se sentirán útiles y necesarios. Así mismo entenderán que la importancia de su familia también radica en que es el lugar donde irán aprendiendo a valerse por sí mismos y a afrontar las situaciones que la vida irá poniendo en su camino.

Importancia de la familia en la creación de valores

Importancia de la familia en la creación de valores

La creación de valores morales es uno de los aspectos de la vida de los individuos donde la familia juega un papel fundamental. La familia es la institución social donde incorporamos nuestros primeros rasgos de personalidad, lo cuales, a su vez, nos permiten percibir la vida, valorar los hechos y actuar en consecuencia. En muchas ocasiones no percibimos la importancia de la familia en la creación de valores hasta que surge una crisis que nos obliga a tomar decisiones que ponen a prueba lo que nuestro círculo familiar ha incorporado a nuestra personalidad. Es en este momento cuando nos damos cuenta de lo importantes que son los valores familiares para la estructura y el funcionamiento, tanto del sistema familiar, como de nuestro actuar individual y frente al resto de la sociedad.

Influye en la toma de decisiones

Los valores morales que incorporamos a partir de la experiencia familiar influyen en las decisiones que tomamos tanto dentro de la estructura familiar como fuera de ella. Ellos establecen quienes somos y como actuamos. Tomar una decisión sobre temas importantes puede ser difícil, y las personas pueden sentirse impotentes si no saben qué camino tomar. Por lo tanto, tener valores familiares sólidos ayuda a las personas a tomar las decisiones correctas en la vida, en la mayoría de los casos los valores inculcados por nuestras familias nos acompañan por el resto de nuestras vidas y marcan por tanto nuestras decisiones en todas las esferas de la misma.

Es fundamental en la crianza de los hijos

Importancia de la familiaSi cuando fuimos niños nuestra familia fue capaz de incorporar en nosotros buenos valores morales a partir de la experiencia positiva de nuestra interacción con el grupo familiar, entonces seguramente seremos más capaces de enfrentar la crianza y educación de nuestros hijos según estos mismos valores aprendidos. A su vez, esto permitirá que pese a las influencias negativas que puedan venir del exterior, puedas estar seguro de lo que crees como padre y lo que quieres para tus hijos, esto te ayudará a criarlos para que sean adultos responsables y conscientes. Así también estarás formando en ellos los valores que les permitirán ser buenos padres en un futuro.

En algunas etapas de la vida, fundamentalmente en la adolescencia, la presión del grupo puede tener un efecto considerable en el comportamiento de las personas. Es común que bajo estas influencias algunas personas traten que otras hagan cosas que no son moralmente correctas e intentan penetrar los valores familiares establecidos. Es entonces que es tan importante el tener claro la percepción de aquello que está bien y aquello que está mal. En estos casos si los valores incorporados por la familia durante la crianza son los correctos, es menos probable que nuestros jóvenes se conviertan en víctimas de influencias negativas o moralmente incorrectas.

Nos ayuda a establecer relaciones sociales con otras personas

Importancia de la familia en las relacionesLos valores que heredamos de nuestras familias hacen posible que podamos establecer relaciones sociales con otras personas. Estas relaciones, fuera del círculo familiar, se establecen sobre la base de la compatibilidad de caracteres. Estos están fuertemente marcados por los valores morales en los que creemos, es por ellos que comúnmente buscamos pareja o amigos con opiniones, percepciones y formas de actuar similar a aquellas que tenemos establecidas como correctas o afines a las nuestras; las cuales, no son más que aquellas que se han ido formando en nuestra personalidad a partir de las enseñanzas consientes o inconscientes que recibimos de nuestra familia.

También te puede interesar:

No se admiten más comentarios