Importancia de las Plantas

Antes de empezar a hablar de la importancia de las plantas desde los diferentes puntos de vista que estaremos analizando, haremos una breve introducción al mundo de estos fascinantes organismos. Para empezar, te diré que se conocen como “plantas” a los seres vivos eucariotas multicelulares sin capacidad de locomoción que realizan la fotosíntesis. Estos presentan paredes celulares que se componen principalmente de celulosa y pertenecen al reino Plantae donde se agrupan las plantas terrestres y las algas.

Reino: Plantae.

Eucariotas: sus células poseen un núcleo bien delimitado por una membrana.

Pluricelulares: son organismo formados por varias células; algunos grupos tienen tejidos y otros no.

Macroscópicos: pueden ser observados a simple vista, aunque algunas pueden ser muy pequeñas.

Autótrofos: fabrican su propio alimento: moléculas orgánicas (glucosa) a partir de sustancias inorgánicas; sólo existe un reducido número de plantas parásitas.

Viven fijos al sustrato: aunque poseen movimiento, no se desplazan activamente.

Partes: Raíces, Tallo, Hojas, Flores y Frutos.

El reino Plantae, por su parte está dividido en dos grandes grupos:

  • Plantas vasculares: son aquellas plantas que presentas tejidos y órganos. Entre ellas los helechos, las gimnospermas (plantas sin flores) y las angiospermas (plantas con flores).
  • Plantas celulares: son aquellas que no presentas tejidos ni órganos. Entre ellas las algas pluricelulares y las briofitas.

A través de la clorofila presente en sus cloroplastos obtienen luz y energía proveniente del sol y con ella realizan la fotosíntesis con la cual convierten sustancias inorgánicas simples en materia orgánica compleja. La fotosíntesis es una de los procesos anabólicos más importantes de la naturaleza, mediante ella el dióxido de carbono de la atmósfera y el agua absorbida por las raíces se transforman en glucosa que las plantas utilizan para su desarrollo y oxígeno que es expulsado al medio ambiente, este a su vez es aprovechado en otros procesos naturales como la respiración de otros organismos vivos donde está incluido el hombre.

Explicando a grandes rasgos podemos decir que la aparición de las plantas sobre la Tierra ocurrió por un proceso de simbiogénesis entre un protista y una bacteria, el cual con el tiempo dio origen a la primera célula vegetal. A partir de esta última se formaron entonces las primeras algas; los primeros seres eucariotas fotosintéticos con estructuras llamadas cloroplastos. Las primeras plantas terrestre colonizaron la superficie del planeta a partir de las algas verdes multicelulares de agua dulce y en este momento marcaron el hito más importante de la evolución y la diversidad biológica terrestre.

Importancia de las plantas

La importancia de las plantas puede ser analizada desde casi todas las aristas de la vida en el planeta ya que de una u otra forma intervienen en todos los procesos que la sustentan. Las plantas son catalogadas como organismos productores dentro de un ecosistema, muchos afirman que son la columna vertebral de todos los hábitats de la Tierra y sin lugar a dudas son un recurso esencial para el bienestar humano.  Para la existencia de todas las formas de vida que comparten hoy nuestro planeta, las plantas son indispensable. Ellas son la principal fuente de oxígeno y alimentos en la tierra. Sin las plantas serías imposible respirar. Los peces y el ganado que comemos se alimentan de algas y hierba respectivamente, incluso la alimentación de aquellos que se dicen no ser fanáticos de la ensalada, depende de las plantas.

Sin las plantas, ni nosotros ni la mayoría de las especies de animales pudiéramos existir, lo que nos hace absolutamente dependientes de ellas para nuestra supervivencia. Mediante el proceso de fotosíntesis actúan como filtros que permiten la fijación del dióxido de carbono y la liberación de moléculas de oxígeno, proceso que ha venido alterando la atmósfera del planeta en los últimos milenos hasta que en ella están presentes las condiciones necesarias para la vida. Esta misma atmósfera rica en oxígeno permitió la formación de la llamada capa de ozono la cual limita el acceso a la superficie del exceso de la radiación ultravioleta proveniente del sol. Las plantas son los componentes principales de muchas comunidades y ecosistemas, donde además de ser esenciales para las demás especies que los habitan, regulan las consecuencias e impiden la ocurrencia de cambios desastrosos como la erosión de los suelos, la reducción o cambio en el flujo de agua, la desertificación, los grandes procesos de sequía, entre otros.

Además de ser el alimento por excelencia de casi todas las especies, las plantas regulan el ciclo del agua; ayudando a mover el agua del suelo a la atmósfera a través de un proceso llamado transpiración. Las plantas también proporcionan refugio a los animales, producen material para la ropa, medicamentos, productos de papel, reducen los niveles de ruido y la velocidad del viento, reducen el escurrimiento del agua y la erosión del suelo. El carbón también se produce a partir de materiales vegetales que antes estaban vivos. Estos organismos son importantes reguladores del clima global, absorben los gases de efecto invernadero, propician las precipitaciones, contribuyen al enfriamiento de las temperaturas, brindan refugio a cientos de miles de especies, son utilizadas en las más disímiles ramas de la economía humana, son una importante fuente de sustancias medicinales y grandes foco de inspiración y sosiego.

Importancia de las plantas para el ser humano

La importancia de las plantas para el ser humano es innegable y sumamente marcada. Además de proporcionarnos el oxígeno que necesitamos para respirar y por consiguiente para vivir, las plantas intervienen de múltiples formas en todas las actividades del hombre. Tanto indirecta como directamente, la nutrición humana depende de las plantas. A través de la historia de los seres humanos, varios miles de especies de plantas se han utilizado como alimento. Actualmente, la nutrición humana depende en gran medida de variedades vegetales como el maíz, el arroz, el trigo y otros cereales. Otros cultivos básicos en la dieta humana incluyen leguminosas, yuca y papa, algunas flores, hierbas, frutos secos, frutas, especias y verduras. De las plantas, se obtienen además varias bebidas consumidas y utilizadas por el hombre como alcohol, cerveza, vino, té y café. También de ellas obtenemos azúcar (de remolacha y caña de azúcar) y miel a partir de las flores, así mismo aceites y grasas comestibles a partir de aceitunas, girasoles, azafrán, colza y soja. La levadura de cerveza obtenida en el proceso de fermentación de los granos que proviene de las plantas y otros hongos proporcionan a los seres humanos numerosas bebidas y alimentos, incluyendo la cerveza y el pan. Esta misma también es especialmente rica en vitamina B12 y es muy nutritiva.

La importancia de las plantas para el ser humano también está muy relacionada con su historia y costumbres sociales. Ellas se han utilizado durante siglos como emblemas y símbolos nacionales, incluso en escudos de armas de numerosas familias y clanes de alta jerarquía. A menudo, las plantas destacan en la literatura, la religión, la mitología y en la actualidad es casi una generalidad que todos los estados hayan declarado su árbol y flor nacional.

De las plantas leñosas se aprovecha la aprovechar la madera y su pulpa para hacer productos como el papel. Así mismo son utilizados en la construcción de viviendas humanas y sus fibras son para hacer cuerdas, bolsas y textiles, entre estas últimas, principalmente el algodón, el lino y el cáñamo. La ganadería, otra de las actividades fundamentales de la humanidad, también estás sustentada por las plantas pues casi todos los animales que participan en ella son herbívoros (camellos, cabras, ovejas, caballos, cerdos y vacas).

La importancia de las plantas para el ser humano analizada desde la visión científica se basa en los múltiples usos y aplicaciones que tienen tanto ellas en si mismas como el estudio de sus características, funciones y comportamientos. Existen cientos de plantas que tienen aplicaciones industriales o sirven de modelo estudio permitiendo la comprensión de la biología y la genética. Cientos de industrias hoy en día aplican productos biodegradables y sostenibles obtenidos o de las plantas o de su estudio, estos utilizados como estructuras en parachoques de vehículos, materiales de embalaje y materiales de construcción. Las enzimas producidas por las plantas son valiosas en la industria de la pasta de papel, la de la moda e incluso en la medicina.

Los productos químicos orgánicos básicos de utilizados en los procesos de síntesis industrial que hoy sustentan la producción de varios artículos para el consumo humano se obtienen de las plantas. Estos productos químicos además se utilizan en una gran variedad de experimentos y estudios. Los anillos de los árboles sirven como registro de los estados del clima en el pasado y son un importante método de datación en la arqueología. A menudo, las más importantes investigaciones biológicas se han hecho a partir del estudio de las plantas: tal es el caso de los guisantes utilizados para experimentar y explicar las leyes de la genética por famosos científico Gregor Mendel.

Las plantas tienen una gran importancia en la medicina y se utilizan para tratar una gran variedad de enfermedades o para mantener un buen estado de salud. Desde sus orígenes la humanidad se quedó maravillada por los efectos milagrosos que tenía en los animales el consumo de algunas plantas y así tuvo su origen su estudio como remedios naturales a cientos de enfermedades. En algunos países desarrollados de Europa y en los EE.UU., la jardinería es la actividad de ocio más popular. La terapia de horticultura y el trabajo con plantas ha demostrado ser beneficiosa para rehabilitar a personas con discapacidades.

Ciertas plantas contienen productos químicos psicotrópicos (algunos ilegales) que se utilizan en algunas ramas de la medicina y otras actividades humana incluyendo el opio, el cannabis y el tabaco. También existen variedades de plantas de las que es posible obtener pesticidas como la piretrina, la estricnina, la rotenona y la nicotina. Algunas sustancias venenosas también se derivan de plantas incluyendo el curare, la cicuta y la ricina.

Tratando de resumir en plecas muy simples algunos elementos sobre la importancia de las plantas para el ser humano pudiera quedarnos de la siguiente forma:

  • Alimentación: Las plantas son la principal fuente de alimento para los seres humanos. Ellas, a diferencia de los seres humanos y los animales, fabrican su propia comida lo que las pone al inicio de casi todas las cadenas alimenticias en los más variados ecosistemas. Esta función la realizan mediante el proceso de fotosíntesis que se lleva a cabo en sus hojas verdes (contienen clorofila) mediante el uso de la luz solar, el dióxido de carbono y el agua. De este alimento autoproducido, consumen una parte y almacenan el resto en forma de frutas, semillas, hojas, flores, raíces tuberosas, etc. Estas a su vez son consumidas por los seres humanos y otros organismos vivos.
  • Ciencias aplicadas: Las plantas están implicadas en casi todas las ramas de las ciencias conocidas, su estudio provee a los científicos de modelos predictivos, herramientas para el cálculo de tiempo, sustancias químicas esenciales para cientos de procesos industriales, entre otros.
  • Ropa: De las plantas se extrae la materia prima fundamental utilizada en la industria textil. De ellos se obtienen la tela y otros materiales requeridos por los seres humanos. Materiales vegetales como el algodón y el yute, entre otros son utilizados en la fabricación de hilados y otras prendas de vestir.
  • Belleza y estética: Las plantas y sus partes como las flores se utilizan para trasmitir belleza, sentimientos y como elementos estéticos. Es común encontrarlas en parques, jardines y espacios de uso público, incluso adornando el cabello de las mujeres.
  • Medicamentos: Las plantas son una gran fuente de la medicina, llegando a ser en algunos casos las únicas fuentes de medicamentos para trastornos que amenazan la vida. Otro de sus beneficios es que la medicina vegetal es muy segura debido a sus menores posibilidades de efectos secundarios. Las plantas son la mayor fuente de vitaminas esenciales para el cuerpo.
  • Muebles y vivienda: Las plantas leñosas son la materia prima fundamenta para la industria de fabricación de muebles. La madera de las plantas se utiliza para construir casas y otros artículos de mobiliario debido a características como durabilidad, acabado elegante, resistencia a cambios de temperatura, etc. Los árboles como la teca, el neem, la sandalia roja, entre otros son buenas fuentes de madera para hacer puertas, sillas, estantes, mesas, etc.
  • Otros usos importantes para el hombre: De las plantas se obtienen el caucho requerido para neumáticos, cables, plásticos, biocombustibles, etc. Las plantas son también una fuente de insecticidas y pesticidas menos dañino para el medio ambiente, estos se degradan con el tiempo e incluso no dañan el suelo. Algunas plantas también se cultivan en aras de biocombustibles. El combustible obtenido a partir de algunas plantas es menos tóxico, ya que no emite gases nocivos y también menos costoso. Incluso los residuos vegetales se utilizan para generar electricidad.

Importancia de las plantas medicinales

El término “planta medicinal” incluyen varios tipos de plantas utilizadas en herbolaria (“herbology” o “medicina herbal”) y son características de ciertas prácticas ancestrales que plantean el uso y estudio de plantas con fines medicinales.  Las plantas medicinales además de en la medicina también se usan como alimento, flavonoide, perfume y en ciertas actividades espirituales.  Las plantas se han utilizado con fines medicinales durante siglos, manuscritos Unani, antiguos papiros egipcios y escritos chinos que datan de las primeras dinastías describen el uso de hierbas con estos fines. Ejemplo de ello es el famoso Papiro de Ebers, un pergamino que data de 1550 AC, encontrado en la tumba de Assasif, en sus más de 100 páginas, detalla cerca 700 fórmulas medicinales y cómo utilizarlas; la gran mayoría de estas fórmulas se basan en la utilización de plantas medicinales. Por su parte manuscrito griego Corpus Hipocraticum del siglo 16 antes de Cristo también detalla el uso de las hierbas medicinales.  Existen pruebas de que estas culturas han estado usando hierbas por más de 4000 años como medicina. Las culturas indígenas de Roma, Egipto, Irán, África y América utilizan estas hierbas además en sus rituales religiosos de curación.

Entre las antiguas civilizaciones, la India ha sido identificada por ser un rico depósito de plantas medicinales. Los bosques de la India son el repositorio principal de un gran número de plantas medicinales y aromáticas que sirven como materias primas para la fabricación de medicamentos y productos de perfumería. Cerca de 8000 remedios a base de hierbas han sido codificados por los sistemas de medicinal tradicional de la India como el Ayurveda y la Medicina Unani; los desarrollados y ampliamente practicados en el país.

Haciendo un poco de historia si nos remontamos a finales de 1800 y principios de 1900, era común que en una farmacia se pudieran encontrar cientos de extractos de hierbas para tratar casi cualquier dolencia. Más del 90 por ciento de la población en ese momento sabía cómo utilizar las plantas medicinales y estas crecía en sus patios traseros y jardines para tenerlas a mano en caso de necesitarlas para el tratamiento de enfermedades y lesiones comunes; siendo en algunos casos la única “medicina” disponible. Con el surgimiento de lo que ahora se conoce como la medicina alopática convencional, poco antes de la Primera Guerra Mundial, la herbolaria cayó lentamente en desgracia. En lugar de ver la naturaleza como fuente de curación, como se había hecho durante siglos, la gente comenzó a ver las drogas y otros métodos de curación modernos como superiores perdiéndose así cientos de años de conocimientos en este importante campo. Por suerte y en gran medida gracias a nuestros abuelos, estas prácticas pudieron sobrevivir a esta etapa oscura y actualmente muchas personas en todo el mundo se dedican al cultivo e investigación de las plantas medicinales, siendo la región de Asia una de las más importantes en este sentido.

Una cuarta parte de los fármacos que se prescriben para curar las más disímiles dolencias son derivados o proceden directamente de las plantas. El uso de sustancias medicinales provenientes de las plantas se remonta al origen mismo de la especie humana y se cree que tuvo sus inicios basada en la observación de los efectos que tenían en los animales. La medicina natural, como también se le conoce, es una de las formas más extendidas de la medicina y está presente de alguna forma en todas las culturas a lo largo del planeta. Actualmente 4 de cada 5 personas de todo el mundo dependen de plantas para su atención primaria de salud. Como podrás ver dados estos datos la importancia de las plantas medicinales es incalculable. Cientos de los medicamentos que consumimos hoy son derivados de las plantas, entre ellso: vincristina, digitálicos, colchicina, reserpina, quinina, morfina, taxol y aspirina.

Conceptualmente se conoce como planta medicinal a un recurso vegetal, por supuesto de origen natural, cuyas partes o extractos se emplean como en el tratamiento de alguna dolencia o enfermedad. La importancia de las plantas medicinales radica en que actualmente son una parte activa de los enfoques naturales de cura para enfermedades crónicas como la obesidad, las enfermedades del corazón y el cáncer por solo citar las más importantes pero su aplicación y posibilidades son extremadamente amplias.

La importancia de las plantas medicinales tanto en las culturas más arraigadas como en las sociedades modernas es indiscutible, de una u otra forma su utilización en el tratamiento de diversas en enfermedades ha sido pasada de generación en generación y hoy es común encontrar a una persona muy joven detrás de un mostrador de una tienda de artículos de medicina natural en el centro de las más grandes ciudades en todo el mundo. Sin embargo, la administración de las plantas medicinales y de los productos derivados de estas debe estar acompañada de los máximos cuidados, para garantizar los mejores resultados que se pueden obtener de estas y evitar que ocurran efectos adversos.

Cientos de personas en todo el mundo consideran que, en muchos casos, el uso de las plantas medicinales representa una alternativa más segura a para el tratamiento de diversos síntomas y algunas pueden tener incidencia directa en las causas reales del problema, sin embargo, siempre es importante buscar la opinión especializada de los médicos ante cualquier síntoma que indique un padecimiento más serio, al fin y al cabo no estaremos abandonando por completo a las plantas medicinales si tenemos en cuenta que gran parte de los fármacos actuales se obtienen a partir de ellas.

Recientemente, la OMS (Organización Mundial de la Salud) estima que el 80 por ciento de las personas en todo el mundo confían en las hierbas medicinales para algunos aspectos de sus necesidades de atención primaria de salud. Según la OMS, alrededor de 21000 especies de plantas tienen el potencial para ser utilizados como plantas medicinales.  Por otra parte, más del 30% de la totalidad de las especies de plantas, en un momento u otro se utilizaron con fines medicinales.

La importancia de las plantas medicinales en tan amplia y está tan fuertemente arraigada entre las diferentes culturas que incluso trascienden la esfera de la medicina y se convierten en parte de la identidad cultural de los pueblos. Muchas son las aplicaciones que se han encontrado para ellas y actualmente son cientos de miles de especies de las cuales se identificado científicamente sus propiedades curativas, siendo algunas verdaderas maravillas de la medicina. Aparte de los usos medicinales, estas plantas también se utilizan como tinte natural, en el control de plagas, para la alimentación, el perfume, el té y así sucesivamente. En muchos países diferentes tipos de plantas medicinales se utilizan para evitar que plagas como hormigas, moscas y ratones. Hoy en día las plantas medicinales son una fuente importante para la industria farmacéutica. Seguidamente te dejo algunas de las más conocidas y algunos de sus usos más comunes:

Jengibre

El jengibre es una especia que forma parte de las cocinas de casi todos nuestros hogares, es una planta que crece en todas las regiones tropicales del mundo, mi abuela solía tenerla siempre a mano y en varias ocasiones se refería a ella como la raíz maravillosa. Esta planta de apariencia un poco graciosa o sólo es una excelente adición a los alimentos, sino que también cuenta con suficientes propiedades medicinales como para llenar varios libros. Ya en la antigua Grecia, el famoso médico Galeno, lo usaba para corregir los humores, defectos del cuerpo y en tratamientos de parálisis causados por exceso de flema. Por esta misma época otros médicos lo recomendaban como afrodisíaco, ya que era altamente beneficioso en el tratamiento de debilidad sexual.

El jengibre es conocido por sus efectos contra las náuseas, pero también tiene excelentes propiedades antibacterianas de amplio espectro, antivirales, antioxidantes y anti-parasitarias, por sólo nombrar algunas de sus más de 40 aplicaciones farmacológicas científicamente confirmadas. Sus propiedades anti-inflamatorias, lo hacen muy valioso para tratar el dolor en las articulaciones, el dolor menstrual, el dolor de cabeza, entre otros.  El jengibre también se muestra prometedor para la lucha contra el cáncer, la diabetes, las enfermedades del hígado graso no alcohólico, el asma, las infecciones bacterianas y fúngicas y es uno de los mejores remedios naturales disponibles para el mareo.

El jengibre es también una herramienta imprescindible para tratar la indigestión. Contiene poderosas enzimas digestivas y ayuda a estimular el vaciado del estómago sin ningún efecto negativo por lo que se utiliza como estimulante gastrointestinal para tratar cólico, diarrea, inapetencia, indigestión, flatulencia, náusea, entre otras dolencias, es además un buen tónico y expectorante. Actúa como estimulante del sistema nervioso central y sistema nervioso autónomo. Contiene antioxidantes y sirve para tratar traumatismos y reumatismos. Por otra parte, es un agente antiespasmódico, lo que puede explicar sus efectos beneficiosos para el tracto intestinal.

El jengibre se utiliza también para tratar dolencias respiratorias como: amigdalitis, asma, bronquitis, catarro, fiebre, gripe, inflamación de la garganta, pleuresía, pulmonía, resfrío, ronquera, tos, tos ferina. A demostrado tener efectos muy buenos para tratar la malaria, la gota, y la dismenorrea. A modo de tratamiento muchas personas disfrutan del té de jengibre, de esta forma al mismo tiempo de recrearse con su agradable sabor tratan algunas dolencias comunes. Su preparación es muy simple, basta con cortar un par de pulgadas de la raíz de jengibre y dejarlas reposar en agua caliente durante un rato.  También puedes pelar la raíz usando un cuchillo de cocina y luego cortarlo finamente o rallarlo para agregarlo luego al té o a diferentes platos cocinados. Ha demostrado aportar un delicioso sabor a frituras y otros alimentos como sopa de pollo. A esta planta se le atribuyen propiedades estimulantes, espasmolíticas analgésicas, antihistamínicas, diaforéticas, antisépticas, aperitivas, aromáticas, astringentes, digestivas, expectorantes, rubefacientes, sudoríficas y tónicas.

Ajo

El ajo es una planta perenne con hojas planas y delgadas. Esta especia se emplea en la cocina como un saborizante natural debido a que posee un aroma y un sabor característico que suele acompañar cientos de platos en las cocinas de todo el mundo. Por otra parte, tiene amplias aplicaciones medicinales. Se dice que comer un diente o dos de ajo fresco al día puede mantener alejados una gran variedad de males.  Del ajo se han demostrado sus propiedades antibióticas, su eficacia combatiendo numerosos hongos, bacterias y virus, su gran utilidad para tratar la toxoplasmosis, se ha utilizado en el control de enfermedades cardíacas, reduce la presión arterial y el colesterol, controla los daños causados por la arterioesclerosis y el reumatismo.

Muchos de los efectos terapéuticos del ajo se derivan de sus compuestos de azufre, tales como la alicina, que son también lo que le dan su olor característico. En general, los beneficios del ajo se pueden dividir en cuatro categorías principales:

  • Reducción de la inflamación: el consumo de ajo reduce el riesgo de padecer osteoartritis y otras enfermedades asociadas con la inflamación.
  • Aumenta la función inmune del organismo: debido a que es antibacteriano, antifúngico, antiviral y presenta propiedades antiparasitarias.
  • Mejora de la salud cardiovascular y la circulación: el ajo evita la coagulación, retrasa la formación de placas, mejora los lípidos y controla la presión sanguínea.
  • Es tóxico para al menos 14 tipos de células cancerosas: Dentro de ellas se incluyen las que afectan el cerebro, el pulmón, las mamas, los componentes del sistema gástrico y el páncreas.

Además, el ajo puede ser eficaz para contrarrestar complicaciones de la diabetes mellitus, en la reversión del estrés, la depresión y contra el efecto de bacterias resistentes a algunos fármacos. Algunas investigaciones han puesto de manifiesto que a medida que se digiere alicina en el cuerpo se va creando el ácido sulfénico, un compuesto que actúa contra los peligrosos radicales libres por lo que muchos plantean que es una de las mejores formas naturales de luchar contra el envejecimiento.

El ajo es una especia compleja cuando se habla de beneficios para la salud, sus muchas aplicaciones pueden ser potenciadas incluso por la forma en que se consume

Cuando el ajo crudo es cortado o machacado para su ingestión, se forma una sustancia llamada alicina. Ésta tiene varios efectos benéficos para la salud entre los que se destacan:

  • Efectos antibióticos. Se ha demostrado que funciona bien contra las infecciones por Candida, algunas especies de Trichomonas, Staphylococcus aureus, Escherichia coli, Salmonella, Shigella y Cólera, entre otras.
  • Agente hipoglucémico. Los compuestos hipoglucemientes del ajo poseen propiedades que permiten ejercer control sobre los efectos variables de los cambios de glucosa en sangre, entre otros factores estimulan producción de insulina.
  • Efecto hipolipemiante. Estimula la actividad antitrombótica.
  • Tiene propiedades antioxidantes y combate los radicales libres.

Por otra parte, cuando el ajo se ingiere cocinado, la alicina se destruye y en el proceso de cocción se liberan compuestos como la adenosina y el ajoeno, que poseen cualidades anticoagulantes y reducen el nivel de colesterol. La adenosina tiene varias aplicaciones farmacológicas, entre ellas:

  • Se utiliza para revertir la taquicardia supraventricular paroxística al bloquear el nódulo auriculoventricular.
  • Desempeña un importante papel como neuromodulador en el sistema nervioso central Actúa como un neuroprotector al inhibir la transmisión excitatoria de receptores A1.
  • Inhibe los efectos electrofisiológicos del adenosín monofosfato cíclico intracelular aumentado.
  • Tiene efectos sedantes e inhibitorios sobre la actividad neuronal.
  • Produce una rápida elevación de la presión arterial seguida de hipotensión y taquicardia.

Aunque no se ha demostrado científicamente su eficacia, muchos pueblos sostienen la creencia de que actúa como repelente contra los mosquitos y otros insectos molestos. Por otra parte, y esta vez con base probada, el ajo es un repelente natural no tóxico para el control y erradicación de especies parasitarias como el Caracol Africano.  También existen registros del uso del ajo en vía tópica y oral para combatir las verrugas. En muchas culturas tradicionales se ha utilizado el ajo para la ronquera y la tos así como expectorante para la tos de las personas y de algunos animales como los caballos.

Uno o dos dientes de ajo por día suele ser una dosis suficiente y es bien tolerada por la mayoría de las personas. Debes tener presente que el ingrediente activo del ajo, la alicina, se destruye una hora después de aplastar o cortar el ajo, por lo que las píldoras de ajo son prácticamente inútiles. El ajo negro, que es básicamente ajo fermentado y los brotes contienen más antioxidantes que el ajo regular.

Menta

Con el nombre de menta se conocen a un conjunto de hierbas comestibles poseedoras de un aroma refrescante. Estas son muy utilizadas en el arte culinario y en la industria alimentaria en general. También es muy apreciada en todo el mundo por sus propiedades medicinales.

La menta ofrece beneficios para el sistema respiratorio y ha demostrado ser muy útil en el tratamiento de varias dolencias que atacan a este incluyendo la tos, los resfriados, el asma, las alergias y condiciones más graves como la tuberculosis, entre otras. La aromaterapia la utiliza como estimulante por sus efectos energizantes. Actúa como descongestionante, digestivo y refrescante. Las cápsulas de aceite de menta se han descrito como “el fármaco de primera elección” en pacientes con Síndrome de Intestino Irritable y el aceite de menta es una alternativa eficaz a algunas drogas para reducir los espasmos del colon. También puede relajar los músculos de los intestinos, lo que permite el paso de los gases y alivia el dolor abdominal. Se cree que inhalar el aroma de la menta podría ofrecer mejoras de la memoria y alivio al estrés. El aceite de menta actúa como expectorante y descongestionante y puede ayudar a despejar las vías respiratorias.

Aplicar la menta de forma tópica, actúa como un anti-irritante y analgésico, con capacidad para reducir el dolor y mejorar el flujo de la sangre y el área afectada. El aceite esencial de menta se puede utilizarse para hacer masajes en fríos en el pecho, también para hacer vaporizaciones para tratar la congestión nasal, aliviar la tos y los síntomas del resfriado. El aceite de menta también puede ayudar a aliviar dolores de cabeza provocados por la tensión. Para este último intenta frotando unas gotas en tu muñeca o rociarlas en un paño para luego inhalar el aroma. También puedes masajear el aceite directamente sobre tus sienes y la frente.

La menta y los productos obtenidos a partir de esta son muy útiles en el cuidado bucal y de forma general se utiliza en varios de los artículos de higiene personal más populares.  Incluso se puede añadir a productos de limpieza caseros con poder antimicrobiano y fragancia natural. Una de las formas más populares de aprovechar las propiedades de la menta es consumirla en forma de té, el cual ha demostrado gran eficacia en el tratamiento de los cólicos infantiles. Además de utilizar hojas de menta fresca en el té, estas se pueden añadir a sopas, ensalada de frutas o gazpacho. Es una planta muy fácil de cultivar que actúa como elemento disuasorio muy eficaz para muchos insectos que podrían invadir tu jardín o tu casa.

Pimienta de cayena

La pimienta de Cayena es conocida por su sabor picante y se ha utilizado en la medicina durante siglos. Las aplicaciones tópicas frecuentes de pimienta de cayena pueden reducir perceptiblemente el dolor en los músculos y las articulaciones. Esto se debe a que la cayena tiene efecto de agente irritante: si se frota cayena en el área afectada causará una ligera irritación al tejido en que se aplicó, por lo que distrae el dolor severo original de las articulaciones. El ingrediente activo en la Cayena es una sustancia química conocida como capsaicina que alivia el dolor al actuar sobre los nervios sensoriales.

Lavanda

Existen cerca de 65 especies del género Lavandula, conocidas comúnmente con lavanda, alhucema, espliego o cantueso. Esta planta se puede encontrar por toda la cuenca mediterránea, en la parte Norte de África, la Península arábiga, el Sur de Asia y una parte de la India. Las diferentes especies de lavanda se ha utilizados desde la antigüedad como ornamentos, para la obtención de esencias, con propósitos medicinales, como aromatizantes y condimentos.

Una de las formas de uso de esta planta es mediante la obtención del aceite esencial de lavanda. Debido a sus componentes este aceite tiene propiedades germicidas, antibacterianas, antivirales y anti-inflamatorias. El aceite de lavanda es conocido por sus propiedades calmantes y relajantes, por lo que se ha utilizado para aliviar el insomnio, la ansiedad, la depresión, inquietud y el estrés. También ha demostrado ser eficaz para tratar varias dolencias, desde el dolor a hasta algunas infecciones.

La lavanda es particularmente beneficiosa en la lucha contra las infecciones de la piel y de las uñas. Varios estudios han demostrado que el aceite de lavanda es letal para cepas de algunos patógenos que atacan la piel conocidos como dermatofitos, así como para diversas especies de Candida. Entre otros usos conocidos el aceite de lavanda se puede utilizar para:

  • Tratamiento del insomnio. 2 a 3 gotas de aceite de lavanda sobre la almohada puede ayudar a prevenir y tratar factores que provocan el insomnio como irritabilidad, dolores de cabeza, estrés, entre otros.
  • Mantener el cabello sano. Varios estudios categorizan a la lavanda como muy eficaz para el tratamiento de la alopecia (pérdida de cabello); impulsando el crecimiento del cabello. Por otra parte, se ha utilizado en cientos de hogares para tratar los piojos y las liendres.
  • Aliviar el dolor. Es popular para aliviar los dolores o tensiones musculares, dolor en las articulaciones, reumatismo, esguinces, dolor de espalda, entre otros. Simplemente masajear una pequeña cantidad de aceite de lavanda en la zona afectada será suficiente para percibir una mejoría casi instantánea.
  • Tratar diversos trastornos de la piel: Entre los más comunes se encuentran el acné, la psoriasis, el eczema y las arrugas. También es muy útil en la curación de heridas, cortes y quemaduras pues sus propiedades contribuyen a la cicatrización. La lavanda también puede ayudar a calmar las molestias ocasionadas por picaduras de insectos como mosquitos, hormigas y polillas.
  • Estimular la producción de orina. Ayuda a restaurar el equilibrio hormonal, prevenir la cistitis y aliviar los calambres y otros trastornos urinarios.
  • Mejorar la circulación sanguínea. Ayuda a mantener los niveles de presión arterial en los parámetros normales por lo que se puede utilizar para tratar la hipertensión.
  • Aliviar trastornos respiratorios. El aceite de lavanda puede ayudar a aliviar los problemas respiratorios como la gripe y el resfriado, infecciones de garganta, tos, asma, tosferina, congestión nasal, bronquitis, amigdalitis y laringitis. Puede ser aplicado en el cuello, el pecho o la espalda, o se inhalarse a través por medio de un vaporizador.
  • Mejorar la digestión. Este aceite ayuda a estimular la movilidad del intestino y la producción de bilis y jugos gástricos; lo que puede ayudar a reducir el dolor de estómago, indigestión, flatulencia, cólicos, vómitos y diarrea.

Tomillo

Nativas de las regiones templadas de Europa, África del Norte y Asia al género Thymus comúnmente llamado Tomillo, pertenecen cerca de 1500 especies de plantas perennes y herbáceas.  Esta es una especia habitual en la cocina de la cuenca mediterránea y en Cataluña, además se encuentra en la cocina caribeña y de Jordania, aunque ha ido ganando adeptos en todo el mundo. Se utiliza para dar sabor a las carnes, sopas y guisos fundamentalmente.

La utilización del tomillo como planta medicinal data desde la antigua Grecia, donde obtuvo gran popularidad en la cura de heridas de gravedad. Así mismo su uso se extendió a la Edad Media, donde además asumió gran protagonismo en la lucha contra enfermedades como el asma o la disnea, en esta época además se creía que podía dar valor a los guerreros en batalla y que al utilizarlos en los funerales posibilitaría un mejor viaje a la otra vida. Por su parte los antiguos egipcios utilizaban esta hierba en los embalsamamientos.

Esta es una hierba aromática que además de ser una maravillosa adición a la cocina, es rica en antioxidantes. El tomillo contiene flavonoides que contribuyen al mantenimiento de una salud adecuada, incluyendo la apigenina, la naringenina, la luteolina y el thymonin. Por otra parte, se ha demostrado que es muy útil en el mantenimiento del porcentaje adecuado de grasas saludables que se encuentran en las membranas celulares, particularmente en el cerebro, el riñón y el corazón.

El Tomillo es rico en nutrientes; contiene vitamina C, vitamina A, hierro, manganeso, cobre y fibra dietética. Cuando se utiliza en platos cocinados, puede ayudar a inhibir la formación de productos peligrosos en los alimentos, por previene las enfermedades cardíacas y el envejecimiento prematuro. El aceite esencial de tomillo tiene propiedades antibacterianas, antiespasmódicas, antirreumáticas, expectorantes, hipertensivas y calmantes, por lo que tiene una larga lista de usos tópicos:

  • El aceite de tomillo se utiliza para aliviar y tratar problemas como la gota, la artritis, heridas, mordeduras y picaduras de insectos, llagas, retención de líquidos, problemas menstruales y de la menopausia, náuseas, fatiga, problemas respiratorios, enfermedades de la piel, pie de atleta, resacas e incluso la depresión.
  • En la aromaterapia, el aceite de tomillo, puede ser usado para estimular la mente, fortalecer la memoria, la concentración y para calmar los nervios.
  • El aceite de tomillo puede prevenir la pérdida de cabello. Se utiliza como un tratamiento para el cuero cabelludo y se añade a los champús y otros productos para el cabello.
  • El aceite de tomillo puede ayudar a tonificar la piel envejecida y prevenir los brotes de acné.
  • Los enjuagues bucales a base de tomillo se utilizan para mejorar la salud oral.
  • El aceite de tomillo puede mantener a los insectos y parásitos como los mosquitos, pulgas, piojos y polillas a distancia de tu hogar.
  • La manzanilla

Manzanilla.

La manzanilla es una hierba perenne, nativa de Europa que se ha naturalizado en varias otras regiones del planeta incluyendo el continente americano.  Esta planta es muy popular por su uso en forma de té para calmar el malestar estomacal y ayudar a mantener un sueño reparador. Algunos de las aplicaciones terapéuticas de la manzanilla le atribuyen propiedades digestivas, carminativas, anti-espasmódicas, anti-alergénicas, como relajante muscular, sedantes, tónicas, vasodilatadoras y antiespasmódicas. En algunos países se ha registrado su uso para reducir la inflamación en la piel y para contrarrestar los efectos de las bacterias. Se utiliza además para tratar la psoriasis, el eczema, la varicela, la dermatitis del pañal, la lenta cicatrización de heridas, abscesos y la inflamación de las encías. Otras de sus aplicaciones pueden ser:

  • El aceite de manzanilla tiene un efecto calmante en las personas y se puede utilizar para ayudar a inducir el sueño, aliviar alteraciones nerviosas y promover una sensación general de calma y bienestar. Es ideal para aquellas personas con problemas de nerviosismo o ansiedad. Aparte de tener propiedades calmantes mentales, el aceite de manzanilla también es bueno en la relajación de los músculos y las articulaciones doloridas.
  • La manzanilla se puede utilizar para aliviar los calambres menstruales y dolores de espalda, así como para aliviar los problemas de estómago como la indigestión. Cuando se aplica tópicamente a la piel, controla condiciones como el enrojecimiento e irritación. También elimina el picor y es bueno para las personas con reacciones alérgicas y a veces, se utiliza en erupciones.
  • El aceite esencial se emplea en aromaterapia y la infusión de las flores se aplica al cabello para aclararlo.

Diente de león

El diente de león es una especie de planta con flor de la familia de las asteráceas. Aunque se le considera comúnmente una mala hierba, sus hojas se consumen en ensalada y se le atribuyen numerosas propiedades medicinales. Aunque se cree que es de procedencia europea se ha extendido prácticamente a todos los continentes. Sus usos como medicina verde datan desde la antigüedad donde era recetado para tratar la indigestión y propiciar la menstruación en las mujeres. En algunas regiones es llamado también por el nombre de áster que significa: astro o estrella, al parecer por la forma de su semilla voladora y en otras latitudes también se le conoce como panadero; siendo costumbre en ciertas regiones soplar las semillas hasta hacerlas tomar el vuelo diciendo la frase: panadero tráeme buena suerte.

Esta planta de flores se ha utilizado tradicionalmente como un tónico para el hígado Y se sabe que es útil para la desintoxicación y la mejora de la función hepática. Dados sus propiedades desintoxicantes el consumo de diente de león permite expulsar elementos tóxicos para el organismo y se le conoce como un estimulante que se utiliza normalmente para los trastornos renales y hepáticos. Puede actuar en el hígado, los riñones y la vesícula biliar, su efecto diurético evita la aparición de piedras en el riñón. También es un tónico digestivo útil para tratar el estreñimiento y la resaca.

El diente de león se utiliza tradicionalmente para reducir los efectos secundarios de algunos medicamentos de venta por receta médica, así como para tratar infecciones, problemas de vesícula biliar, retención de agua e hinchazón. Con sus hojas se puede preparar té, poniéndolas en agua hirviendo durante 20 segundos para ayudar a eliminar el sabor amargo característico. Esta planta contiene muchos nutrientes, incluyendo vitamina C, vitamina B6, tiamina, riboflavina, calcio, hierro, potasio y manganeso.

Para uso tópico es eficaz para limpiar las impurezas de la piel, como el acné y alivia la urticaria. Del diente de león se sabe que contiene de inulina, ácidos fenólicos, sales minerales, entre otras sustancias que aportan beneficios en la piel.

Espinacas

La espinaca es la planta con flores comestible originaria de Asia Central de la familia de las amarantáceas. Esta crujiente verdura de hojas grandes de color verde oscuro también tiene una potente capacidad de curación; siendo una gran fuente de vitaminas y minerales. Las espinacas contienen vitamina K, vitamina A, manganeso, ácido fólico, magnesio, hierro, vitamina C, vitamina B1, Zinc, fósforo, vitamina B3 y selenio.

La presencia de riboflavina, beta caroteno y luteína en las espinacas mejora el sistema cardiovascular y el sistema nervioso.  Su consumo protege la vista, fortalece los huesos y algunos estudios sostienen que ayuda en la lucha contra el cáncer. Sus propiedades antioxidantes ayudan a reducir posibles de daños al ADN celular, son una solución eficaz para los diabéticos, para reducir la presión arterial y prevenir las posibilidades de insomnio, tumores, neuritis y la obesidad. Por otra parte, contribuyen a equilibrar el nivel de colesterol en el cuerpo y protegen el sistema nervioso.

Además de las mencionadas con anterioridad la importancia de las plantas medicinales es un tema tan amplio que varias organizaciones especializas, incluida la OMS han dedicado varios tomos a su estudio y explicación. De forma general podemos decir que algunas plantas como la albahaca, el hinojo, el cebollino, el cilantro, la menta, el tomillo, el orégano, el limón, el romero, la salvia y las que ya hemos visto, son algunas de las más utilizadas en todo el mundo por sus propiedades medicinales y también por su utilidad en la cocina.  Las plantas como la pimienta negra, la canela, la mirra, el aloe, la madera de sándalo, el ginseng, el trébol rojo, la bardana, el arrayán y el cártamo se utilizan para curar heridas, úlceras y forúnculos.

Otras plantas se usan como purificadores de la sangre mediante la eliminación de toxinas metabólicas. Ciertas hierbas mejoran la inmunidad de la persona, lo que reduce las condiciones tales como fiebre. Por su parte otros grupos tienen propiedades antibióticas. La cúrcuma, por ejemplo, es útil en la inhibición del crecimiento de gérmenes, microbios y bacterias dañinas. Esta planta es ampliamente utilizada como remedio casero para curar heridas, cortes y quemaduras.

El sándalo y la canela son grandes astringentes aparte de ser aromáticos. En el caso particular del sándalo se utiliza en la detención de hemorragias de sangre, moco etc.  Para neutralizar el ácido producido por el estómago es muy útil la raíz y las hojas de malvavisco. El eucalipto, el cardamomo y la cereza salvaje son también expectorantes. Por su parte otras plantas medicinales inhiben el crecimiento de microbios que causan enfermedades transmisibles.

« 1 de 2 »

Importancia de las plantas para los seres vivos

Casi sin querer o sin darnos cuenta en todo lo que hemos visto con anterioridad y probablemente en lo que veremos más adelante en este artículo hemos estado hablando y de alguna forma u otra tocaremos temas relacionados con la importancia de las plantas para los seres vivos. Las plantas son esenciales en el funcionamiento de todos los ecosistemas, donde además de representar la principal forma de producción de oxígeno constituyen el eslabón primario de las cadenas de alimentación y proporcionan refugio a cientos de especies. Por otra parte, constituyen grandes filtros contra los gases de efecto invernadero que afectan las formas de vida en la tierra, regulan factores climáticos como las temperaturas, la humedad y las precipitaciones, sin cuyo equilibrio sería insostenible la vida.

La importancia de las plantas para los seres vivos también está relacionada con la gran historia de usos que hemos encontrado para estos amigos sin movimiento. Algunos, y de ahí la generalidad de su importancia, los aprendimos desde tiempos remotos de los animales como por ejemplo aquellas que podían ser consumidas, las que tenían propiedades curativas e incluso las que podían resultar en los más mortíferos venenos. De ellas obtuvimos los primeros refugios y con el tiempo aprendimos a confeccionar materiales más sofisticados para guarecernos de los efectos de los elementos climáticos. Todos los seres nos beneficiamos de la fotosíntesis, de los productos orgánicos que se almacenan en las hojas, flores, frutos, tallos y raíces, de las plantas obtenemos sombra, nos guarecemos de la lluvia, aprovechamos la riqueza de los suelos a su alrededor y del agua fresca y potable que filtran. La importancia de las plantas para los seres vivos es tan significativa que incluso en el momento nefastos de su muerte y descomposición están propiciando que se creen condiciones indispensables para la vida, pues se descomponen en elementos más básicos y se convierten en nutrientes que permiten el desarrollo del resto de las especies, incluso de nuevas generaciones de ellas mismas que nos darán alimentos, casa, protección, medicinas, aire puro, agua, inspiración y bienestar.

Importancia de las plantas ornamentales

Se conoce como plantas ornamentales o plantas de jardín a aquellas especies que se cultivan con propósitos decorativos. El comercio de estas plantas es cada vez más practicado en todo el mundo, donde cientos de personas se sienten atraídas por las exuberantes características de estas.  La importancia de las plantas ornamentales ha ido creciendo a la par del desarrollo de la sociedad y el incremento de las áreas dedicadas a jardines y zonas de esparcimiento natural.

Actualmente se estima que existen alrededor de 3000 especies que se consideran plantas ornamentales o de jardín cultivadas en todo el mundo. La importancia de las plantas ornamentales también radica en que generalmente son especies que brindan varios beneficios además de su uso estético, es así como algunas son utilizadas para preparar tés, en la gastronomía o por sus propiedades medicinales por solo comentar algunos. Por otra parte, pueden ayudar a prevenir la erosión del suelo, proporcionar privacidad, reducir el ruido, reducir el impacto del viento, modificar las temperaturas y proporcionar sombras en los complicados paisajes urbanos.  Es común que en la actualidad encontremos jardines con plantas de helecho, plantas herbáceas perennes, vides, arbustos, árboles ornamentales que proporcionan sombra, hierbas de césped y las más variadas especies de flores. Sus imágenes son a menudo utilizadas en la decoración de productos de uso cotidiano como ropa, materiales audiovisuales de todo tipo, arquitectura y otras manifestaciones artísticas, bajillas, entre otras.

La importancia de las plantas ornamentales también tiene su historia en la heráldica donde algunas llegaron a formar parte del escudo de armas de encumbradas familias, en sellos y banderas, para identificar monedas o simbolizar los caminos más sagrados de la fe. Así pudiéramos mencionar a la flor de lis (representa la flor de Iris), conocida como una de las cuatro figuras más populares de la heráldica, junto con la cruz, el águila y el león. De igual forma a las famosas Rosas de las Casas Británicas: la Rosa Roja de la Casa de Lancaster, la Rosa Blanca de la Casa de York y la Rosa Tudor; tal vez la más famosa de todas por marcar el fin de la Guerra Civil conocido como Guerra de las Dos Rosas.

Y aquí profetizo: que esta querella de hoy,

que ha acrecido esta facción hasta el jardín del Temple

enviará, tanto de la Rosa Roja como de la Rosa Blanca,

millares de almas a la muerte y a la noche eterna

De la obra Enrique VI de William Shakespeare.

Cada año, las plantas ornamentales son la razón de la existencia de una industria multimillonaria que se ha convertido en uno de los atractivos de las actividades turísticas en el mundo. Esta incluye viajar a los bosques, selvas tropicales, participar en festivales de tulipanes y otras plantas típicas, visita a parques nacionales, jardines históricos, jardines botánicos y arboretos. Donde además cientos de plantas que se venden como novedades, siendo muy popular las formas de arte hechas de plantas vivas como el espalier, el ikebana, el bonsái y la topiaria.

Cuando se trata de engalanar una casa, oficina o lugar público y al mismo tiempo obtener beneficios para la salud, las plantas ornamentales juegan un papel de suma importancia. Incluso el solo hecho de la presencia de una planta puede inconscientemente hacer que una persona se sienta tranquila y relajada. En cuanto a la importancia de las plantas ornamentales para la salud y bienestar humano se han realizado cientos de estudios que van desde los beneficios que aportan en el aumento de la productividad en el lugar de trabajo hasta sus cualidades para propiciar la concentración y los estados de placebo y relajación.

Las plantas ornamentales proporcionan belleza natural a nuestros espacios de vida. Con el aporte de equilibrio, color y textura que aportan, un patio o una habitación se pueden transformar instantáneamente en un ambiente acogedor y confortable. Sin embargo, las plantas pueden hacer mucho más por nosotros que sólo verse hermosas. Por ejemplo: limpian el aire que respiramos actuando como fábricas de oxígeno y absorbiendo toxinas. Por otra parte, está demostrado que son capaces de reducir el estrés, las plantas simplemente hacen que la gente se sienta mejor. Al mejorar la calidad del aire y aliviar la fatiga mental, las plantas ornamentales logran situarse en un lugar muy importante de la vida en el hogar. Estas reducen la tensión muscular relacionada con el estrés, disminuyen la presión arterial y calman la frecuencia cardíaca. La importancia de las plantas ornamentales como ya vimos también radica en que nos ayudan a concentrarnos y relajarnos, lo que conduce a un aumento de la capacidad para resolver problemas, generar ideas, estimular la creatividad y por tanto aumentar la productividad. Las plantas ornamentales también ayudan a pacientes que se recuperan de cirugías, alivian los síntomas de Alzheimer y se ha demostrado que alivian los síntomas experimentados por los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad.

« 1 de 22 »

La importancia de las plantas ornamentales también se puede analizar por el hecho de que eliminan gran cantidad de toxinas mediante los procesos naturales que realizan, esto contribuye a que se reduzca la contaminación del aire, la cual pude aumentar el riesgo de:

  • Padecer un accidente cerebrovascular, un 34 por ciento
  • Padecer enfermedad isquémica del corazón, un 26 por ciento
  • Padecer la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, un 22 por ciento
  • Padecer infecciones respiratorias en los niños, un 12 por ciento
  • Padecer cáncer de pulmón, un 6 por ciento

El cuidado de las plantas ornamentales también propicia la empatía. De acuerdo con estudios realizados, las personas que pasan tiempo cuidándolas son más propensas a cuidar de los demás. El cuidado de las plantas puede ayudar a aumentar la compasión y mejorar las relaciones sociales.

Las flores se asocian con eventos positivos y pueden actuar como un potenciador del estado de ánimo. Un estudio encontró que las flores tienen un impacto inmediato en la felicidad y mejoran la memoria, específicamente cuando se trata de recordar determinado evento. Los participantes de este estudio utilizaron flores como rosas, lirios y margaritas.

Importancia de las plantas para niños

La importancia de las plantas para los niños es una de las cuestiones que cada familia, comunidad, escuela y que incluso a nivel macro, cada país, debería tener en cuenta en la formación de los pequeños. Este acercamiento con el mundo vegetal, los grandes beneficios que nos aporta y la importancia de su conservación no siempre es simple de explicar a los niños pues aun no logran identificarse tan fácilmente con seres que desde su perspectiva infantil tienen muy poco en común con las personas. Sin embargo y como ya hemos visto, las plantas juegan un papel fundamental para el mantenimiento de la vida en la Tierra. Por lo que es es fundamental ayudar a los niños a apreciarlas y a entender cuan importantes son para su vida y la de la salud de su entorno.

Para los niños es muy importante experimentar y descubrir cosas nuevas y entenderlas; con el tiempo aprenden a apreciarlas por su valor y utilizarlas en su beneficio y el de las personas que los rodean. Las plantas ofrecen en este sentido un mundo maravilloso de posibilidades que al mismo tiempo de formar una conciencia ecológica hará que nuestros pequeños se diviertan aprendiendo a cuidar la naturaleza. Es importante que aprendan que son imprescindibles para la vida, que de ellas obtenemos cientos de beneficios y que realmente es muy necesario, para nuestra propia subsistencia como especie, cuidarlas y protegerlas. En esta relación con el mundo vegetal los niños también adquieren responsabilidades pues de ellos depende el cuidado de otro ser vivo, desarrollan la empatía, la creatividad, si lo planeamos bien incluso podremos estarlos haciendo practicar el trabajo en equipo y la comunicación con otros en función de conseguir objetivos comunes.

Crear un huerto o jardín escolar o familiar donde los niños tengan su espacio en las labores que estos requieren, suele ser una idea genial pues generalmente encuentran estas actividades muy atractivas. En ellas, además de aprender a remover la tierra, observar y cuidar las plantas, regarlas y mantenerlas libres de malas hierbas, adquieren cariño hacia el medio ambiente y aprenden de la utilidad del trabajo. Por otra parte, en estos espacios luego se pueden realizar con ellos otras actividades que estimulen su creatividad y concentración. En ellos aprenden más sobre la naturaleza que en una clase de ciencias al estar en contacto directo con ella. Asumirán responsabilidades que finalmente les harán sentirse orgullosos de sí mismos y aprenderán que el trabajo perseverante, la paciencia y dedicación, les harán obtener buenos resultados y también, las cosas no siempre salen como planeamos. Por otra parte, los mantendrá por un rato alejados del ordenador o el TV, obligándolos a fomentar relaciones cercanas con los demás seres vivos que comparten su entorno. Seguramente después de aprender más sobre las plantas, los niños darán más valor a los alimentos que ven sobre sus mesas pues ya entiende de donde vienen y como aportarán valor a su vida, así mismo y aunque no sepan incluso mencionar la palabra deforestación podrán comprender que si gastan papel indiscriminadamente en hacer dibujos entonces habrá que cortar más árboles, además pueden aprender el valor del reciclaje y el ahorro.

Importancia de las plantas para el medio ambiente

La importancia de las plantas para el medio ambiente y el clima parte de la estrecha relación que existe entre ellos. La lluvia, la humedad, la temperatura y otros factores ambientales están influenciados directa o indirectamente por la presencia de las plantas. Se ha demostrado que la reducción de estas puede desbalancear el medio ambiente y por consiguiente se pueden producir afectaciones incalculables para la vida humana.

  • Las plantas constituyen el eslabón más básico de las cadenas alimenticias. En cada cadena, las plantas ocupan la primera posición y a partir de ellas el ciclo de la vida fluye hasta los grandes depredadores carnívoros. Por ejemplo:
  • Hierba → Gacela → León.
  • Hierba → Insectos → Rana → Serpiente → Águila.

Sin plantas, la vida en la tierra como la conocemos hoy sería imposible.

  • Las plantas ayudan a mantener el equilibrio gaseoso en la atmósfera terrestre. Los animales emiten dióxido de carbono y a su vez consumen oxígeno en el proceso de respiración. Este sobrante de dióxido de carbono en el aire es absorbido por las plantas, quienes además y liberan oxígeno durante el proceso de fotosíntesis.
  • Las plantas impiden la erosión del suelo causada por la acción del viento o el agua directamente sobre este.
  • Las plantas ayudan a reducir el calor y contribuyen a mantener la humedad.
  • Las plantas propician el efecto de enfriamiento de la atmósfera que conduce a las precipitaciones. La lluvia es muy importante para proporcionar agua para beber y para realizar el resto de las actividades humanas.
  • Las plantas mantienen la fertilidad del suelo. Sus desechos vegetales como hojas, frutas y otras partes se degradan en el suelo para formar humus. Este humus aumenta la fertilidad del suelo ya que es amigable con los microbios. Las plantas como las algas azules y las bacterias también se utilizan ampliamente para fijar el nitrógeno en el suelo lo que las hace muy útiles en la agricultura.
  • Las plantas brindan hábitat diferentes especies, ellas son el mejor refugio para las aves y otros animales como monos y ardillas. En los bosques, los animales pueden refugiarse bajo los árboles durante los veranos y la lluvia. También proporcionan nutrición para muchos otros principalmente para una amplia variedad de insecto y otros herbívoros pequeños.

Importancia de las plantas en el ecosistema

Por definición un ecosistema es un sistema formado por un conjunto de organismos vivos y el medio físico donde se habitan, es una unidad compuesta de organismos interdependientes que comparten el mismo hábitat donde además se relacionan entre sí. En esta dinámica la importancia de las plantas en el ecosistema está dada por su papel imprescindible dentro de este y en las relaciones que establecen los demás seres vivos con ellas. Las plantas son organismos capaces de realizar la fotosíntesis, proceso que les permite ser autótrofos o sea fabricar su propio alimento, el cual además se obtiene oxígeno, sustancias indispensables para todos los demás seres abióticos de la naturaleza y se consume dióxido de carbono uno de los gases dañinos para la vida.

A partir de la materia orgánica elaborada por las plantas durante el proceso de fotosíntesis, se alimentan el resto de organismos de un ecosistema. En primer lugar, lo hacen los herbívoros quienes incorporan en sus cuerpos el alimento elaborado por las plantas, seguidamente y en forma ascendente, se encuentran los carnívoros hasta llegar a la cima de las cadenas de alimentación. Por otra parte, al morir y luego descomponerse las plantas propician su propia continuidad y la de otras especies que dependen por ejemplo de la fertilidad de los suelos. La importancia de las plantas en el ecosistema también está determinada por el hecho de que de ellas dependen incluso el mantenimiento de algunas de las propiedades físicas o geográficas que hacen atractivo el lugar para las especies que lo habitan y aquí se pueden analizar como intervienen en la humedad, las temperaturas, la disponibilidad de agua potable y de suelos fértiles, entre otras.

También te puede interesar:

No se admiten más comentarios