Importancia del Reciclaje

Hola amigo lector, gracias nuevamente por compartir tu tiempo con nosotros, en el artículo de hoy estaremos comentando sobre la importancia del reciclaje, esa gran fuente de recursos que muchas personas subestiman. Durante décadas, hemos estado creando desechos tóxicos y arrojándolos indiscriminadamente en cualquier lugar sin darnos cuenta del daño que este comportamiento irresponsable provoca a nuestro medio ambiente.

Muchas personas suelen pensar que los desechos industriales son el principal culpable de tanta contaminación y que las grandes compañías tienen toda la responsabilidad en este problema. Puede que tengan razón y, sin embargo, en cuestiones tan importantes creo, modestamente, que debemos ir un poco más allá y llegar a la raíz del problema. ¿Te has preguntado alguna vez por qué las industrias generan tantos desechos? Bueno, pues quizás te sorprenda saber que esto ocurre porque nuestra sociedad consume realmente muchos más productos de uso cotidiano de los que realmente necesitamos; entre ellos botellas de plásticos y vidrio, bolsas para comida, productos de aseo, embalaje de equipos electrodomésticos, envoltorios de basura y contenedores para productos enlatados por solo citar algunos ejemplos.

Diariamente, solo a partir de nuestro consumo doméstico cientos de toneladas de desechos son enviados a los basureros que cada día son más grandes. Esta situación hace que el manejo de estos lugares sea cada vez más complicado y que muchos de los materiales que pudieran ser reutilizados pasen a formar parte de los tantos elementos que envenenan la salud de nuestro planeta. Ante esta problemática cabe detenernos a pensar en que, si no invertimos en mecanismos y procesos adecuados para minimizar el daño que le causamos al medio ambiente antes de que sea demasiado tarde y las generaciones futuras solo hereden un gran depósito de basura que poco a poco hará insostenible la supervivencia en nuestro planeta.

Importancia del reciclaje

La importancia del reciclaje tiene varias aristas de análisis, pero podemos partir del hecho de que se ha demostrado que es una de las buenas prácticas que causan un impacto positivo en el mundo en el que vivimos. Es de gran importancia tanto para el medio ambiente como para muchos aspectos sociales que nos afectan directamente como especie pensante y dominante, de esta forma elementos valioso como latas de aluminio, papel, cartón, plástico, vidrio y otra gran variedad de materiales son reutilizados y no se desperdician. El medioambiente nos lo agradece pues permite que no tengamos que utilizar en los procesos industriales para la fabricación de nuevos productos, materias primas originales como pudieran ser la madera y otras fuentes fósiles de recursos finitos en la naturaleza. Este mismo proceso propicia que enviemos menos basura a los vertederos lo que a su vez ayuda a reducir la contaminación del aire y el agua en las inmediaciones de estos lugares.

En las sociedades modernas el concepto de reciclaje se ha ampliado y actualmente se extiende su importancia al ahorro de recursos pues son elementos que van muy de la mano. ¿Complejo verdad?  Bueno, trataré de explicarte con un ejemplo sencillo: Si reciclamos varias latas de aluminio de las que comúnmente compramos en el súper con comida, evitaremos que se gaste el combustible fósil necesario para producirlas, que con su quema se emitan a la atmósfera los gases de efecto invernadero que provocan el calentamiento global y por ende estaremos contribuyendo a que la vida de nuestro planeta se alargue. Algunos datos que consultamos sugieran que solo en los Estados Unidos, van a para a los vertederos aproximadamente 40 millones de periódicos diariamente lo que equivale a cerca de 500 mil árboles por semana.

« 1 de 2 »

La destrucción del hábitat de cientos de especies y el calentamiento global son algunos los efectos causados por la deforestación. Reciclar reduce la necesidad de materias primas originales lo que permite preservar las ya sobre explotadas selvas tropicales.

Otra de las ventajas o importancia del reciclaje tiene que ver mucho con la solidaridad humana. Esta actividad permite que muchas organizaciones benéficas y grupos comunitarios recauden dinero, ropa, electrónicos, muebles y otros artículos del hogar para entregarlas a comunidades necesitadas de todo el mundo.

El reciclaje, por otra parte, contribuye de varias formas a la economía. Este impulsa el ahorro de recursos lo que luego se revierte en el ahorro de dinero. La industria del reciclaje crea cientos de empleos alrededor del mundo e incluso genera ingresos. Por ejemplo:

  • En el caso de la producción de aluminio, es mucho más barata si se utiliza material reciclado. Esto se debe a que se necesita un mayor gasto de energía cuando se procesan los minerales necesarios para obtener el aluminio que para reutilizar el que se recupera. Este ahorro también se percibe en el valor de los productos en el mercado para los usuarios finales pues los que se producen a partir del reciclaje son mucho más baratos.
  • A medida que reciclamos más, se generan menos desechos sólidos y por tanto el combustible utilizado en las plantas de procesamiento e incineradores de basura es mucho menor.
  • El reciclaje retarda el crecimiento de los vertederos lo que permite utilizar ese espacio en otros renglones de la economía.
  • A través de la venta de los materiales reciclados, muchas comunidades pueden compensar el costo de su eliminación, lo que reduce aún más sus gastos.
  • Aparejado a la industria del reciclaje proliferan otros negocios, entre ellos el transporte, procesamiento, venta de materiales recuperados y las compañías que fabrican y distribuyen productos hechos con materiales reciclados.
  • Varios países que no tienen muchos recursos naturales o que ya van haciendo conciencia de la importancia de su cuidado importan material de desecho, como el papel, para utilizarlo como materia prima para sus industrias manufactureras. Entre ellos Asia tiene un papel destacado, por ejemplo, países como China, Corea del Sur y Japón.
  • Reciclar genera cientos de puestos de trabajo. El poder humano involucrado en la logística y el procesamiento de los desechos que genera nuestra sociedad es considerable, dando a cientos de empleados en todo el mundo la forma de garantizar el bienestar de sus familias.

Gran parte de los desechos que van a parar a los basureros se generan en los hogares o son producto de las malas prácticas de las personas que propician las superproducciones industriales en detrimento del medio ambiente. Es por ello que muchos plantean que el reciclaje comienza en casa. Seguidamente te dejos algunos datos interesantes que te ayudarán a interiorizar la importancia del reciclaje:

Algunos datos sobre el reciclaje

  • Las latas de aluminio se pueden reciclar completamente. Este es un material cuyo ciclo de vuelta al mercado es relativamente corto por lo que podremos tenerlas de nuevo en casa muy pronto con otro cargamento de comestibles si las reciclamos.
  • El 80% de las partes y piezas de un vehículo puede ser reciclado.
  • Más del 60% de la basura que termina en los contenedores de basura se puede reciclar.
  • En la actualidad alrededor del 16% del costo de producción de un artículo se gasta en su embalaje, por lo que contribuiremos mucho a reducir costos de producción y por tanto su valor final si se reciclan.
  • El vidrio es un material 100% reciclable y reutilizarse. Por otra parte, no es biodegradable.
  • Miles de frascos y botellas de vidrio se tiran todos los días.
  • El papel producido a partir de material reciclado crea un 70% menos de contaminación en comparación con la producción normal de papel a partir de madera.
  • Los plásticos, que a menudo pueden ser reciclados, tardan alrededor de 500 años en descomponerse.
  • Para producir una tonelada de papel es necesario talar aproximadamente 15 árboles adultos.
  • Reciclar una lata ahorra suficiente energía para hacer funcionar un televisor durante aproximadamente 3 horas.
  • Para la separación de desechos y su posterior reciclaje​ se suelen utilizar contenedores de distintos colores, esto varía de un país a otro pero uno de los ejemplos más populares es el siguiente:
    • Verde: este contenedor está destinado a los envases de vidrio, siempre y cuando estos no estén regulados como peligrosos o contaminantes como bombillas, lámparas fluorescentes, entre otros materiales peligrosos.
    • Gris: Destinado a los desechos orgánicos calificados como biodegradables.
    • Amarillo: está destinado a todo tipo de envases ligeros de los que comúnmente se comercializan y se encuentran marcados como reciclables.
    • Rojo: presta mucha atención a este contenedor pues es en él donde pondrán todos los desechos peligrosos, Aquí deben ir a parar jeringas, teléfonos móviles, baterías, insecticidas, aceite, contenedores de aerosol y de otros productos de limpieza catalogados como tal, entre otros.
    • Naranja: en este debes poner el aceite de cocina usado.
    • Azul: Este contenedor está destinado a los materiales de cartón y papel. En el caso de las cajas se recomienda plegarlas para que ocupen menos espacio.

También te puede interesar:

No se admiten más comentarios